FANDOM


Mysterio es un villano que formo parte de Los Seis Siniestros liderados por El Regent en el dominio denominado como Regency.

Historia

Secret Wars

Mysterio era un antiguo de Spider-Man y se enfrentó a él en diversas oportunidades. Luego de algunos años, August Roman bajo la identidad del Regent tomo el control del dominio Regency y contrato a Mysterio convirtiéndolo en uno de sus agentes.

Tras la aparición reaparición de Spider-Man, el Regent envió a Los Seis Siniestros para dar con su paradero y atraparlo. Esta cacería los llevo a la tienda del Tinkerer, lugar donde el trepa-muros fue avistado. Al indagar porque estaba allí, Mysterio descubrió que ataco la tienda para obtener chips inhibidores. Sabiendo esto, Kraven el Cazador dedujo que Spider-Man actuaba como un padre desesperado, de esta forma urdió un plan para capturar al héroe arácnido y su familia en la Escuela Pública 122 Mamie Fay. Aunque este plan funcionó, su esposa e hija fueron rescatadas por S.H.I.E.L.D..

Al darse cuenta de la desaparición de su familia, Spider-Man venció a sus enemigos de una forma bastante violenta. Más tarde, Regent les revelo a Mysterio y al resto de Los Seis Siniestros la ubicación de una base secreta de S.H.I.E.L.D.. Durante la subsiguiente batalla, Mysterio fue derrotado por Hawkeye, quien rompió su casco con una de sus flechas.

Poderes y Habilidades

Mysterio no posee superpoderes reales, es un experto diseñador de efectos especiales e ilusiones, maestro del hipnotismo y prestidigitador, capaz de realizar varios juegos de manos a la vez. Tiene conocimientos de química y robótica, siendo capaz de fabricar e igualmente utilizar diversos tipos de explosivos, alucinógenos y toxinas de diversos efectos y potencias.

Parafernalia

Armas

Mysterio está equipado con una escafandra de plexiglás que permite ver sólo desde el interior, quedando siempre su rostro oculto. Dicha escafandra le permite respirar autónomamente durante una media hora. También está equipado con proyectores holográficos, inyectores de gas montados en sus botas y guantes capaces de lanzar gas alucinógeno, aturdidores o disolventes y humo para enmascarar sus entradas y salidas. Además elabora el equipo necesario para las puestas en escena de sus crímenes. Ocasionalmente también utilizaba armas de mano convencionales y dispositivos hipnóticos.