FANDOM


Marvel Team-Up Vol 1 112 (también denominado Un rey llega cabalgando) es el centésimo décimo segundo cómic del primer volumen de Marvel Team-Up, publicado por Marvel Comics en diciembre de 1981.

Un rey llega cabalgando

Trama

Esta historia es una continuación del número anterior.

Spider-Man se siente flotando en el espacio, su cuerpo está rígido, el brazo le sangra y la cabeza le late como si la tuviese atrapada en una presa de acero. Él recuerda como él y Devil-Slayer lucharon contra los Hombres Serpiente y los Seres Araña, y cómo aquellos que él creía que eran los Defensores, incluido Devil-Slayer, resultaron ser Hombres Serpiente disfrazados. Luego recuerda los colmillos de uno de los Hombres Serpiente hundiéndose en su brazo, mezclando el veneno de serpiente con la sangre de araña. Las imágenes se desvanecen con lentitud y son reemplazadas por los rostros de Wong y Doctor Strange. Wong le informa a su maestro que Spider-Man se ha despertado. Mientras Spider-Man se aclara la cabeza, Wong le dice que está en el Santuario de Greenwich Village de Doctor Strange, y Strange, que levita cerca, dice que Spider-Man ha estado febril y delirante durante horas. Spider-Man se pregunta por qué está tan enfermo, y Strange dice que se está muriendo por la mordedura de serpiente sufrida durante su reciente batalla. «El veneno de los Hombres Serpiente, aunque no es letal para los humanos, es fatal para sus enemigos... ¡los Seres Araña! Tú, desgraciadamente, tienes mucho en común con la raza araña, incluyendo su reacción a ese vil veneno de serpiente» declara Doctor Strange. De pronto, Spider-Man se desploma de dolor, y Strange lanza un hechizo para hacerlo levitar hasta el sofá. Strange le dice a Spider-Man que mire las llamas del Caldero del Cosmos. En el interior de las llamas, Spider-Man comienza a ver los vagos contornos de un castillo y personas marchando.

Doctor Strange dice que Spider-Man está viendo un mundo de hace 20.000 años, cuando Atlantis todavía estaba de pie sobre el mar y el Rey Kull era el monarca de la nación más grande de la Tierra, Valusia. Strange explica que después que Kull obligara a los Hombres Serpiente a esconderse, sus eruditos estudiaron las costumbres serpiente, traduciendo sus ritos obscenos y su magia arcana. Desafortunadamente, pocos tomos valusianos han llegado hasta este día, declara Strange mientras saca un tomo de un estante, y menciona que solo hay una forma de curar su condición actual. Spider-Man, no obstante, no está dispuesto a viajar hacia atrás en el tiempo. Pero antes de que pueda decir más, se desmaya. Strange dice que no puede enviar a Spider-Man físicamente en el tiempo porque causaría un caos temporal incalculable. En cambio, teje un hechizo para hacer salir la forma astral de Spider-Man. La forma astral será enviada al pasado, y otro hechizo le dará a Spider-Man la capacidad de poseer a un anfitrión humano por un tiempo limitado. «¡Con tales circunstancias puede que tenga éxito en su búsqueda de una cura!» declara Strange. Strange se quedará en el presente para proteger el cuerpo de Spider-Man. Spider-Man, por su parte, está tan desconcertado por estar fuera de su cuerpo que Strange tiene que lanzar un hechizo de aceptación para calmarlo. Strange entona un encantamiento que envía a la forma astral de Spider-Man a la era de Valusia. Spider-Man ve muchos eventos históricos a medida que pasa hacia atrás en el tiempo, llegando a Valusia justo cuando el Rey Kull está guiando a sus leales Asesinos Rojos a su ciudad capital. Mientras Spider-Man observa a la multitud desde arriba, se da cuenta de que un arquero en un techo con vista a la plaza apunta al rey. Se abalanza y posee el cuerpo de un ciudadano.

A Spider-Man le complace saber que cuando se hace cargo de un anfitrión, la persona adquiere sus poderes arácnidos de forma momentánea. El ciudadano se quita las botas y trepa deprisa a un techo, desde el cual salta sobre el asesino antes de que pueda disparar su flecha. Kull y su mano derecha, Brule the Spear-Slayer, notan lo que sucedió, y Kull convoca al hombre que le salvó la vida. Una vez que tiene al hombre frente a él, se sorprende al descubrir que el hombre en realidad no tiene idea de lo que hizo. El hombre dice que algo pareció entrar en su cuerpo, pero no puede recordar nada más. Kull admite que huele a brujería. Hay muchos magos a quienes les gustaría verlo muerto, reflexiona, pero ninguno, que él sepa, que lo ayudaría. Es entonces cuando Spider-Man, a través de Brule, le pide a Kull la poción mística para contrarrestar los efectos del veneno de los Hombres Serpiente. Pero Tu, el asesor de Kull, explica que no existe tal poción en Valusia. Ante esto,Spider-Man se enoja y agarra a Tu por las solapas. Ha viajado 20.000 años en el pasado buscando una cura, y ahora le dicen que la cura no existe. Luego, su tiempo en el cuerpo de Brule expira, y deja a Brule parado frente a Tu, que está de rodillas rogándole al "gran espíritu" que no lo elimine. Brule está desconcertado, pero después de que Kull explica lo que sucedió, Brule dice que efectivamente hay un hombre que tiene tal poción. El hombre es Ju-Lak, un chamán marginado. Su conocimiento de las artes oscuras es tan grande como su ansia de poder, dice Brule, pero está bastante loco. Kull siente que le debe su vida al espíritu, por lo que organiza una expedición a las Montañas Pictas para encontrar al chamán. Pronto, Kull y Brule están en el frente junto con un grupo de jinetes que se dirigen al territorio Pictas, con la forma astral de Spider-Man flotando invisiblemente sobre ellos.

Desafortunadamente, el mismo Ju-Lak los observa desde lejos dentro de las llamas de un brasero similar al Caldero del Cosmos de Doctor Strange. El sentido arácnido de Spider-Man zumba, pero antes de que pueda poseer un cuerpo con el fin de advertirle a Kull, el rey detiene a sus hombres, diciendo que «Hay muerte en el aire... ¡sangre en el viento!». De pronto, un grupo de hombres desciende de los árboles y ataca. Los jinetes se bajan de sus caballos para defenderse de los extraños hombres, que están armados con espadas y escudos. Spider-Man posee a uno de los soldados, que gana poderes arácnidos y comienza a causar estragos entre los hombres. Kull exhorta a sus tropas a igualar las hazañas y el coraje de Spider-Man. Ju-Lak maldice la destreza de Kull. Pero, piensa, mucho más peligroso que Kull es el espíritu que le sirve. Decide que debe poseer al espíritu poderoso él mismo, por lo cambia sus tácticas. Dejando caer un polvo brillante en su caldero, un viento caliente azotea el campo de batalla y nubes negras ocultan el cuelo. Es entonces cuando aparece una enorme mano, y todo se vuelve negro. Cuando la conciencia de Kull regresa, él está de rodillas en medio de la aldea de Ju-Lak rodeado de guerreros, sus hombres también son mantenidos cautivos, y la forma astral de Spider-Man está flotando en una jaula mística. Sorprendentemente, la jaula hace visible esa forma astral. Ju-Lak se regodea de su victoria y el poder de sus hechizos, pero Kull no está interesado en las alardes y simplemente pregunta qué quiere el chamán. Ju-Lak propone un desafío justo entre él y Kull. Pero primero, su poder será fortalecido por el espíritu araña que absorberá. Spider-Man se niega a hacerlo, pero el chamán canta un hechizo místico que obliga a la forma astral de Spider-Man a entrar en su cuerpo. Después de obtener los poderes de Spider-Man, Ju-Lak libera a Kull y lo desafía a la batalla.

Kull responde diciendo que no le teme a la brujería de Ju-Lak, porque tiene sus vínculos espirituales con el Dios Tigre. A continuación, ambos comienzan su lucha. Están casi igualados, hasta que Kull se distrae cuando un guerrero de Ju-Lak comienza a golpear al indefenso Brule, lo que permite a Ju-Lak noquear a Kull. Mientras Ju-Lak se prepara para hundir su punta de lanza en el cuerpo de Kull,Spider-Man de repente comienza a luchar contra el chamán desde adentro. Esto inmoviliza a Ju-Lak el tiempo suficiente para que Kull recupere la consciencia y lo patee. Reclamando la victoria, Kull levanta su espada para decapitar al chamán, pero luego lo perdona porque solo el chamán sabe cómo hacer la poción que salvará la vida de Spider-Man. Cuando el chamán se recupera, Kull le dice que prepare la poción o morirá. Él jura hacerlo y libera la forma astral de Spider-Man. Pronto la poción está lista, y cuando Kull se prepara para beberla, Spider-Man entra en su cuerpo. Luego, mientras Kull declara que es la bebida más repugnante que ha probado jamás, Spider-Man es arrastrado rápidamente hacia su tiempo en el Santuario de Greenwich Village de Doctor Strange. Tan pronto como su forma astral vuelve a entrar en su cuerpo, Spider-Man se levanta del sofá sintiéndose perfectamente curado. Desafortunadamente, no recuerda nada de su extraña experiencia, algo que Doctor Strange cree que es algo bueno, ya que podría volverlo loco. Spider-Man le agradece a Doctor Strange por lo que sea que haya hecho para curarlo, y se retira del lugar saliendo por una ventana. Cuando pasa cerca de un cine que está publicitando una película de Excálibur, el cabeza de red piensa en invitar a Debra Whitman a una cita para ir a verla. A él le gustan las historias de espadas y brujería, reflexiona, incluso si son un poco exageradas.

Apariciones

Personajes destacados
Personajes secundarios
Antagonistas
  • Ju-Lak (Única aparición)

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.