FANDOM


Cita - Imagen 1 ¡No me lo puedo creer! Eres uno de los más importantes supertipos de la ciudad... ¿Y arriesgas tu vida gratis? ¡Ja, ja, ja! ¡Hablando de ingenuos! Cita - Imagen 2

—Paladín a Peter Parker / Spider-Man

Marvel Team-Up Vol 1 108 (también denominado ¡Se acerca un malvado asesino!) es el centésimo octavo cómic del primer volumen de Marvel Team-Up, publicado por Marvel Comics en agosto de 1981. La historia se centra en Peter Parker / Spider-Man y Paladín, quienes forman equipo para detener a Walter Michaels / "Acechador callejero".

¡Se acerca un malvado asesino!

Trama

Dos asaltantes, "Digger" y su compañero, atacan a una posible víctima en un callejón de la ciudad de Nueva York. Para su sorpresa, el hombre les agarra las manos y les quita el calor corporal con bastante dolor, y rápidamente caen al suelo, inconscientes. Éste luego continúa su camino despacio. Algún tiempo después, Lance Bannon y un capitán de policía observan a un equipo de paramédicos arrastrar a los asaltantes hipotérmicos en una ambulancia. Después de que Lance Bannon toma algunas fotografías, el capitán dice que los asaltantes son casi con certezas víctimas del "acechador callejero". «Creo que podremos revivirlos. Pero empeora cada vez más. Pronto, si no detenemos al loco que está haciendo esto... va a matar a alguien» declara el capitán. En su cubículo en la Universidad Empire State, Peter Parker lee con cierta molestia el relato del Daily Bugle de los dos asaltantes. El Daily Bugle no solo habla mal de Spider-Man por no haber capturado al "acechador callejero", sino que las fotografías de Lance Bannon han reemplazado a las de Peter en la portada.

De pronto, la puerta se abre y el entrenador Barnstorm irrumpe con su jugador de baloncesto estrella, Bill Berkowski. El entrenador está furioso porque Peter ha suspendido a Berkowski de Química 101, lo que lo hace no elegible para jugar en el equipo. Peter protesta porque Berkowski respondió solo tres de las cincuenta preguntas, pero el entrenador Barnstorm insiste en que a Berkowski se le dé una calificación aprobatoria de todos modos. Después de golpear el escritorio de Peter con el puño, Barnstorm se marcha, contento de que Peter "lo vea a su manera". Peter niega que vaya a hacerlo, y Steve Hopkins y Phillip Chang entran para consolarlo. Han tenido encuentros con el entrenador antes, dicen. Al caer la noche, Peter se quita las tensiones al ponerse el disfraz de Spider-Man y se balancea por la ciudad. De repente siente que su sentido arácnido zumba, y cuando mira hacia abajo ve a un pistolero disfrazado que avanza hacia el Central Park. Después de configurar rápidamente su cámara, Spider-Man lo sigue y lo desafía a una batalla. El pistolero se hace llamar Paladín y dice que no es un criminal, pero Spider-Man no le cree. Paladín realiza varios disparos, pero Spider-Man los esquiva con facilidad y patea el arma de la mano de Paladín. Pero luego, demasiado confiado, le da un puñetazo en la mandíbula que lo deja aturdido. Paladín se lanza en busca de su arma, pero justo cuando la levanta, un grito atraviesa el aire. Rápidamente explica que estaba siguiendo el rastro del "acechador callejero" hasta que Spider-Man lo interrumpió, y Spider-Man se disculpa tímidamente. Luego, ambos héroes se van a investigar juntos el grito, y Paladín le recuerda a Spider-Man que el "acechador callejero" es suyo.

Sin que ellos los sepan, Lance Bannon está cerca y también escuchó el grito. Él se dirige hacia el Central Parker ansioso de fotografiar al "acechador callejero". Paladín y Spider-Man, mientras tanto, encuentran a la víctima del "acechador callejero" tendida fría y inerte en el suelo. Luego Paladín mira su reloj y dice que lamenta no poder quedarse para hacer más observaciones porque tiene una cita con una joven. Spider-Man está asombrado de que Paladín abandone la escena de un crimen violento para ir a una cita, pero Paladín contesta que nunca deja que los negocios interfieran con el placer. Cuando el Paladín se va, Spider-Man le coloca un rastreador arácnido. Entonces Spider-Man procede a llevarse a la víctima. Pero en ese momento, Lance Bannon ha llegado, y toma una fotografía de Spider-Man con el cuerpo. El sentido arácnido de Spider-Man zumba brevemente, pero ignora la sensación. Pronto, Spider-Man deja al hombre en el Hospital General. Luego sigue a su rastreador arácnido y al Paladín hasta un elegante restaurante. Mientras observa, un hombre, una joven mujer y Paladín desembarcan de un carruaje tirado por caballos. Spider-Man se deja caer frente a ellos y le dice a Paladín que quiere respuestas. Paladín, sin embargo, está irritado porque Spider-Man está interrumpiendo su cita. Pero antes de que él y Spider-Man comiencen a pelear, la mujer interviene. Spider-Man podría ser útil, dice ella, porque necesitan "toda la ayuda que puedan obtener". Paladín presenta a la mujer como la Sra. Christine Michaels y al hombre como el Dr. Paul Bradshaw, e invita a Spider-Man a ir con ellos a una cita ligera. Sin embargo, una vez dentro, a Spider-Man se le solicita que lleve una corbata. Al ser amigo del propietario, Paladín está exento de esta política del restaurante, pero Spider-Man, por desgracia, no lo está. Es entonces cuando elabora deprisa una corbata de lazo con sus redes, se la pone alrededor del cuello y toma asiento. Mientras esperan ser atendidos, Christine explica que el "acechador callejero" es en realidad su esposo, Walter. Él y ella eran nutricionistas que habían desarrollado un proceso para trasmitir vitaminas sintéticas directamente al cuerpo con microondas. A pesar de las advertencias del Dr. Paul Bradshaw, el mejor amigo y principal asistente de Walter, Walter insistió en probar la cámara de bombardeo sintética experimental. Pero el traje especial de absorción de radiación que usó durante el experimento "funcionó demasiado bien", por lo que absorbió una dosis extrema de vitaminas sintéticas. Cuando Bradshaw y Christine lo sacaron de la cámara, él estaba débil y aturdido, pero no parecía afectado.

Sin embargo, unos días más tarde, cuando un enfermero intentó tomarle la temperatura, Walter absorbió el calor de su cuerpo al contacto, al igual que había absorbido los nutrientes en la cámara de radiación. Luego descubrió que podía usar la energía absorbida para aumentar su fuerza y velocidad, o podría enfocarla en explosiones de fuerza altamente destructivas. Por desgracia, quedó demasiado fascinado con el poder, y pronto se escapó del laboratorio. Cuando Christine leyó sobre el "acechador callejero" en los periódicos, se dio cuenta de que él debía ser su esposo, por lo que contactó con Paladín y organizaron esta reunión. Christine estalla en lágrimas cuando concluye su historia. Después, Paladín felicita a Spider-Man por haber tenido la sabiduría de esperar por una tarifa. Al principio, no tiene idea de qué está hablando Paladín, pero luego se hace evidente que Paladín cobra por sus servicios, mientras que Spider-Man no. Paladín se ríe de cómo Spider-Man arriesga su vida por nada, pero Spider-Man está disgustado por la actitud mercenaria de Paladín y se retira. Spider-Man pronto entra en su departamento a través del tragaluz y cuelga su disfraz, reflexionando sobre las palabras del Paladín. Tal vez, piensa, está enojado por haberle recordado que cuando recibió por primera vez sus poderes arácnidos, él también los usó para ganar dinero. Luego recuerda cómo intentó convertirse en una estrella de televisión y cómo, por razones egoístas, no logró detener al criminal que más tarde mató a su amado tío Ben. Por lo tanto, decide que, después de todo, ayudará a Paladín y a la Sra. Michaels.

Al día siguiente, un sábado, Peter Parker lleva sus fotografías de la batalla de la noche anterior a las oficinas del Daily Bugle. Gloria Grant lo deja entrar para ver a John Jonah Jameson, y Peter se sorprende al ver a Lance Bannon en la oficina frente a él. Cuando Peter le entrega a J. Jonah Jameson las fotografías, Jameson las mira y las bota. Luego le dice al disgustado Peter que mire una "fotografía real", tomada por Bannon. Es la primera fotografía auténtica del "acechador callejero", dice Jameson con orgullo. Efectivamente, es la fotografía que Lance Bannon tomó de Spider-Man llevándose a la víctima del "acechador callejero". Jameson declara que ha estado advirtiéndole al público durante años sobre esa "amenaza", y ahora tiene la prueba de que tenía razón. Él y Bannon solo estaban hablando de hacer un reportaje para el dominical "Spider-Man: ¿Amenaza... o amenaza?", continúa. «En cuanto a ti, Parker, ven cuando tengas algo de verdad» concluye. Sin más que decir, Peter sale de la oficina. Robbie Robertson, de pie junto al escritorio de Gloria Grant cuando Peter se va, le preocupa que Bannon le esté quitando el trabajo a Peter. Al caer la noche, Spider-Man se balancea por la ciudad para seguir a su rastreador arácnido y a Paladín. Pronto encuentra a Paladín en una azotea, pero mientras trata de acercarse sigilosamente a él, Paladín pregunta por qué ha tardado. Luego, Paladín le arroja el rastreador arácnido que le colocó y dice que siguió al "acechador callejero" hasta un edificio abandonado al otro lado de la calle. Sin embargo, continúa, no sabe exactamente en qué parte de la estructura está escondido Michaels. Spider-Man promete encontrarlo y se balancea hacia el techo para echar un vistazo.

Mientras tanto, en el interior del edificio, el "acechador callejero", vestido con un traje morado y amarillo, ejerce sus poderes destruyendo una vieja imprenta. Los medios de comunicación lo han llamado el "acechador callejero", dice indignado, pero merece un título más noble, como Termo, el hombre termotrónico. Pero luego le sorprende que sus poderes recién adquiridos estén tomando el control de él, y que necesita ayuda. Estos pensamientos se van cuando Spider-Man se estrella repentinamente a través de la claraboya y Paladín entra corriendo por la puerta. Termo rechaza a sus atacantes con una explosión, y Paladín le dice a Spider-Man que se salga del camino para que pueda disparar con su pistola. Termo luego arroja a Spider-Man contra Paladín y abre un agujero en el suelo debajo de ellos. Caen, golpeando cada piso podrido a su vez hasta que terminan en el sótano. Paladín está agradecido de que su armadura corporal lo haya protegido, pero Spider-Man está cubierto de moretones. Desempolvados, se van en busca de Termo. Al otro lado de la ciudad, en los laboratorios científicos de Michaels & Michaels, el Dr. Paul Bradshaw encuentra a Christine Michaels llorando cerca de la máquina que transformó a su esposo. Cuando él la abraza para consolarla, Walter Michaels entra y los ve. Inmediatamente acusa a su esposa de sabotear el experimento para que ella pueda estar junto con Bradshaw. Christine niega estas acusaciones, diciendo que Paul solo la estaba consolando, pero Termo la abofetea, agarra la garganta de Bradshaw y absorbe el calor de su cuerpo, matándolo.

Luego huye del edificio, prometiendo perseguir su "destino" a toda costa. Paladín y Spider-Man llegan momentos después y encuentran a Christine completamente abatida. Ella explica lo que su esposo le hizo a Bradshaw y concluye que se ha vuelto loco. Luego, Paladín coloca el anulador en su pistola, Spider-Man pone un cartucho nuevo en sus lanzarredes y salen tras Termo. Cuando lo alcanzan a unas pocas cuadras de distancia, Termo arroja una farola a Spider-Man. Mientras Paladín esquiva las explosiones bioeléctricas de Termo, Spider-Man golpea sus pies en la cabeza de Termo. Termo cae, pero no antes de destruir un automóvil estacionado con un rayo de energía. Entonces Paladín apunta con el anulador, pero desafortunadamente, su rayo resulta bastante ineficaz. Al ridiculizar su "arma definitiva", Termo golpea con fuerza a Paladín con un escaparate de cristal que al otro lado de la calle está un teatro donde, por coincidencia, Dazzler se está preparando para un espectáculo. Spider-Man intenta enredar las manos de Termo, pero Termo rompe las redes y golpea a Spider-Man contra la pared del teatro. El impacto sorprende a Alison Blaire, alias Dazzler, en su camerino, pero antes de que pueda salir a investigar, tiene que termina de maquillarse. Mientras tanto, otra explosión de fuerza golpea a Spider-Man contra la pared lo suficientemente fuerte como para formar un agujero en ella. A continuación Termo agarra a Spider-Man alrededor de la garganta. Apenas consciente, Spider-Man siente que el calor de su cuerpo comienza a desaparecer.

Esta historia continúa en el siguiente número.

Apariciones

Personajes destacados
Personajes secundarios
Antagonistas
Otros personajes

Notas

Notas de continuidad

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.