FANDOM


Cita - Imagen 1 ¡Soy un héroe, no un político! ¡Yo no discuto sobre jurisdicciones cuando hay vidas en peligro! Cita - Imagen 2

Steven Rogers / Captain America

Marvel Team-Up Vol 1 106 (también denominado Un salvaje aguijón tiene... Scorpion!) es el centésimo sexto cómic del primer volumen de Marvel Team-Up, publicado por Marvel Comics en junio de 1981. La historia se centra en Peter Parker / Spider-Man y Steven Rogers / Captain America, quienes forman equipo para detener a MacDonald Gargan / Scorpion.

Un salvaje aguijón tiene... Scorpion!

Trama

MacDonald Gargan, quien fue una vez conocido como Scorpion, está instalado en el Centro Psiquiátrico Brainbin debido que parece haber sufrido un colapso mental completo. En repetidas ocasiones promete vengarse de J. Jonah Jameson por haberlo convertido en un monstruo. El Dr. Kloon y el Dr. Noseblum se preguntan cómo podrían curarlo, ya que ha estado así durante varios meses y las autoridades lo enviaron a su clínica como último recurso. Ellos hacen un recuento de cómo se le dio a Gargan la fuerza y velocidad proporcionar a un escorpión en un proceso financiado por el editor del Daily Bugle. Más adelante, luchó contra Spider-Man varias veces, y después de su última derrota, le quitaron su disfraz. «Creyendo que su disfraz era una segunda piel inseparable, Gargan cayó en shock cuando se lo quitaron a la fuerza» declara el Dr. Kloon. Esto le da al Dr. Noseblum la idea de que Gargan podría curarse si le devolvieran su disfraz. Pronto un asistente busca el disfraz. Noseblum dice que su personal le ha asegurado que el disfraz es inofensivo, por lo que dejan que Gargan se lo ponga. Tan pronto como lo hace, su comportamiento cambia drásticamente. Él deja de balbucear tonterías y se vuelve un criminal frío y calculador una vez más. Los psiquiatras están encantados de que el "paciente" esté "respondiendo" tan bien, y tratan de decidir si deben continuar con la terapia de baile o grito primario. Gargan, con el disfraz de Scorpion, rompe una pared con su cola y escapa, y ninguno, de los psiquiatras tiene idea de cómo detenerlo. Scorpion declara «Esta cola es tan parte de mí como su mano de usted. Se diseñó para responder a mis impulsos nerviosos... ¡sólo a los míos! Fingí estar loco porque sabía que al final uno de ustedes me devolviera el disfraz» antes de salir del edificio.

Tras haberlo logrado escapar del edificio donde era retenido, Scorpion a continuación voltea un automóvil con su fuerza y comienza a planear el cómo vengarse de Jameson y Spider-Man. Él se dirige al laboratorio secreto del difunto Farley Stillwell, el científico que lo convirtió en Scorpion. «Destruiré el Daily Bugle... ¡tan fácilmente como me abro paso en este laboratorio abandonado! ¡Pero antes voy a necesitar estos cacharros científicos para aumentar la fuerza y el poder de Scorpion! Nadie... ni siquiera Spider-Man... ¡volverá a detenerme!» declara Scorpion. Entretanto, en el campus de la Universidad Empire State, Peter Parker sale corriendo de su salón de clases tras enterarse de que Scorpion se ha dado a la fuga. Él hubiera ido a investigar antes, pero tuvo que supervisar un examen de biología y no pudo irse. Tan decidido está en seguir su camino que ignora por completo a Debra Whitman cuando ella trata de llamar su atención. Después de un cambio rápido de vestuario en un techo cercano, Spider-Man se asegura de que tenga carrete nuevo en su cámara y fluido en sus lanzarredes. Él luego se mueve a través de la ciudad, usando su sentido arácnido para tratar de descubrir el paradero de Scorpion. Pero después de atravesar Manhattan durante varias horas, no logra encontrar al criminal. Decepcionado y cansado, Peter se dirige a su apartamento y se acuesta a dormir, ya que tiene que enseñar una clase de bioquímica mañana temprano.

Mientras tanto, a quince kilómetros de allí, en una parte del deteriorado South Bronx, Scorpion se dirige a un grupo de criminales reunidos en un restaurante abandonado. «¡Voy a organizar la mayor red de protección que ha conocido esta ciudad! Normalmente trabajo solo... pero este trabajo es demasiado para uno solo. Pueden unirse» declara Scorpion. Sin embargo, los criminales declaran que Spider-Man lo ha vencido en varias ocasiones y preguntan «¿Por qué deberíamos apuntarnos contigo?». Scorpion responde demostrando su nueva arma, un desintegrador electromagnético que implantó en su cola unas horas antes. Mientras los criminales se aseguran de protegerse del rayo salido de la cola, Scorpion les dice que ni siquiera Spider-Man podrá sobrevivir a su nuevo aguijón. Muy impresionados, los criminales juran lealtad, y anuncian que su primer objetivo será el Daily Bugle. En los días siguientes, Scorpion y su pandilla aterrorizan y hostigan a los minoristas que llevan el Daily Bugle, destruyen los almacenes de los mayoristas del periódico y sabotean los vehículos de los distribuidores independientes del periódico. Los empresarios de toda la ciudad, temiendo represalias, ceden ante las extorsiones de Scorpion. Mientras, en el despacho del director del Daily Bugle, J. Jonah Jameson, éste se queja con Robbie Robertson de que la circulación del periódico ha bajado un 30% debido a las acciones de Scorpion. Robertson le aconseja que mantenga la calma, ya que, insiste, la policía detendrá a Scorpion al final.

Jameson declara »Nuestras reservas de dinero no sobrevivirán a un asedio largo. ¡Sabía que no debería haber dado esa paga de navidad de cinco dólares!». Mientras un nada alegre Jameson maldice a un destino cruel y malvado, dos de los hombres de Scorpion, "Danny" y "Manno", se acercan a una tienda de cigarros que es la única tienda dentro de un radio de cinco manzanas que aún vende el Daily Bugle. Mientras "Danny" se prepara para lanzar un bloque de cemento por la ventana, Spider-Man se lo arrebata de la mano y lo golpea en el estómago con él. "Manno" ataca a Spider-Man con una palanca, pero Spider-Man lo noquea con una patada doble en la parte posterior de la cabeza. Apenas treinta segundos después, los dos criminales están colgando de una farola en espera de la policía. Spider-Man se dirige a las oficinas del Daily Bugle para venderle las fotografías a Jameson antes de reanudar su búsqueda de Scorpion. Él reflexiona que ni siquiera Jameson, que es un hombre descarado y grosero, merece el tipo de castigo que Scorpion está imponiendo.

Pronto sube al edificio del Daily Bugle, entra en un almacén desierto a través de una ventana abierta, cierra la puerta para evitar la entrada de intrusos y se pone la ropa de calle. Luego, cuando está a punto de ingresar a las oficinas editoriales, conoce a Steve Rogers, quien se presenta como ilustrador. Rogers felicita a Peter por su trabajo como fotógrafo y se dirige a una reunión con Robbie Robertson, mientras Peter entra en la oficina de Jameson. Sin que nadie en el Daily Bugle lo sepa, Scorpion está en las afueras del edificio. Scorpion le dice al conductor que mantenga el motor en funcionamiento porque no tardará. Al mismo tiempo, Jameson echa a Peter de su oficina diciendo «¡Fuera, Parker! La supervivencia del Daily Bugle está en juego... ¿Y tú tienes la cara tan dura de traerme un carrete sin revelar... de Spider-Man pegándole a un par de idiotas?». Tras haberlo echado, declara «¡Quiero saber por qué ese mameluco trepamuros no se enfrenta al verdadero problema! ¿Por qué no lucha contra Scorpion?». Tras unos momentos, Peter se encuentra con Steve Rogers, y el hombre le dice que a Robertson le gustaba su trabajo pero que no podía ofrecerle un empleo estable. Cuando Jameson comienza a declarar que el Daily Bugle no es un local para hacer amigos sino para trabajar, el sentido arácnido empieza a zumbar bruscamente, y Scorpion irrumpe en la habitación. Todo el personal del Daily Bugle huye cuando el criminal anuncia que ha venido para "ajustar cuentas para siempre".

Peter se dirige al almacén para cambiarse a Spider-Man, y Rogers encuentra un lugar conveniente para ponerse su uniforme de Captain America. De todos los empleados de Jameson, solo Robbie Robertson se queda para ayudar a su jefe, pero Scorpion lo hace un lado con facilidad. Luego, Scorpion avanza amenazadoramente hacia Jameson, quien intenta convencerlo de que desista de su intento de vengarse, pero antes de que pueda tocarlo, Captain America se interpone entre ellos y golpea a Scorpion en el estómago con los pies. Usando su escudo, Captain America mantiene a raya a Scorpion hasta que llega Spider-Man, pero justo cuando Spider-Man salta del techo, Scorpion golpea a Captain America con una estantería y lo aturde. Scorpion sostiene un escritorio que espera lanzar contra Spider-Man, pero Spider-Man lo patea. Luego, el criminal apunta su cola hacia Spider-Man, un arma que el trepamuros aún no conoce. Ignorando su sentido arácnido, Spider-Man no logra apartarse del camino, y los rayos de energía electromagnética lo dejan inconsciente. Captain America, afortunadamente, salta ileso. Luego, Scorpion lanza a Spider-Man por una ventana, y él cae en picado hacia la calle. Captain America se estrella contra la ventana y sigue a Spider-Man, atrapándolo a mitad de camino.

Sosteniéndose de un asta en el ángulo correcto, Captain America interrumpe la caída y salta sobre un toldo, y ambos héroes caen en una pila de prendas, inconscientes pero vivos. Pensando que sus dos oponentes han perecido, Scorpion coloca a Jameson en su hombro y lo saca de la oficina justo cuando Robbie Robertson se recupera. Spider-Man y Captain America se levantan cuidadosamente mientras una multitud se reúne. El propietario de la ropa grita que los demandará por la mercancía arruinada, pero Captain America dice que The Avengers lo reembolsará. Luego ven a Robbie Robertson asomado por la ventana de arriba y se dan cuenta de que Scorpion secuestró a Jameson. Luego de que el brazo torcido de Captain America ha sido vendado, los héroes comienzan a rastrear al criminal, siguiendo las instrucciones de los transeúntes que presenciaron el secuestro. Spider-Man se balancea con sus redes, mientras Captain America lo sigue en un taxi.

Spider-Man pronto encuentra el escondite de Scorpion en el South Bronx. En el interior, Jameson está atado y amordazado. De repente, mientras los delincuentes empujan al editor por la habitación, la señal de Spider-Man ilumina las paredes y el trepamuros se balancea hacia los criminales. Al mismo tiempo, las puertas se abren de golpe y Captain America, subido en un carrito de servir del restaurante, derriba a un matón con su escudo. Llevándose a Jameson sobre su hombro, Scorpion se dirige escaleras arriba, dejando a sus secuaces luchando con los héroes. Spider-Man noquea a un par, pero deja el resto a Captain America mientras sube las escaleras para seguir a Scorpion. No pasa mucho tiempo antes de que todos los criminales estén noqueados. Mientras tanto, Spider-Man se enfrenta a Scorpion en una habitación de arriba. Scorpion arroja a Jameson hacia Spider-Man, y cuando Spider-Man atrapa al editor, Scorpion comienza a usar su cola. Incluso sosteniendo a Jameson, el trepamuros esquiva los rayos hasta que Captain America entra y arroja su escudo hacia Scorpion. Su puntería es perfecta, y el escudo corta la cola de Scorpion. Tras esto, el aparato eléctrico de la cola comienza a chispear y explotar, tirando a Scorpion a través de la pared y fuera del edificio. De pie pero aturdido en la acera, Scorpion promete vengarse, pero los héroes lo atacan de nuevo juntos y logran noquearlo. Spider-Man está encantado con el trabajo realizado. Luego, Captain America señala que tienen que desatar a Jameson y quitarle la mordaza. Esto, sin embargo, es algo que Spider-Man no hará. «Tengo que salvarle la vida... ¡...pero no tengo por qué escucharlo!» declara el trepamuros.

Apariciones

Personajes destacados
Personajes secundarios
Antagonistas
Otros personajes
  • Debra Whitman
  • Dr. Kloon (Única aparición)
  • Dr. Noseblum (Única aparición)

Notas

Notas de continuidad

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.