FANDOM


La Mansión de los Vengadores ha sido tradicionalmente la base de Los Vengadores. El enorme edificio del tamaño de una manzana está situado en el 890 de la Quinta Avenida, Manhattan, Nueva York.

Historia

La Mansión de los Vengadores es una casa unifamiliar de tres plantas, situada en el 890 de la Quinta Avenida, en la isla de Manhattan, en la ciudad de Nueva York. La casa fue construida en 1932 por encargo del industrial Howard Stark, para que fuera su residencia y la de su familia mientras vivieran en Manhattan. La Mansión fue donada a los Vengadores por el hijo de Howard, Anthony, que la había heredado tras el fallecimiento de su padre, Anthony "Tony" Stark fue uno de los miembros fundadores de Los Vengadores bajo la identidad de Iron Man.

Con el paso de los años la Mansión ha sido remodelada en varias ocasiones para amoldarse a las necesidades de los Vengadores, el cambio más significativo tuvo lugar cuando Thor e Iron Man separaron la Mansión unos 35 pies de la Quinta Avenida, para dar mayor privacidad a la Mansión y sus habitantes. Los sótanos y los bajos construidos por Howard Stark fueron ampliados por los Vengadores para aumentar la capacidad de la Mansión. En los niveles inferiores de la Mansión se encontraban las salas de alta seguridad, así como las computadoras y sistemas de inteligencia, mientras que en los pisos superiores se encontraban las habitaciones de los miembros del grupo, mientras que en la planta baja era donde se desarrollaban las actuaciones cara al público.

La Mansión de los Vengadores era en principio, una casa normal, y por tanto carecía de medidas de seguridad. Cuando los Vengadores vieron que eran vulnerables a un ataque desde el exterior decidieron dotar a la Mansión con medidas de seguridad, la primera de ellas fue unos tentáculos de acero que capturaban a todo aquel ajeno a la Mansión. Con el tiempo se instalaron nuevos sistemas de seguridad, así, además de los ya comentados muros reforzados, y reja altamente resistente, la Mansión cuenta con unos rayos aturdidores que surgen del suelo en respuesta al movimiento por el jardín.

En la puerta de entrada a la Mansión, que está reforzada con un recubrimiento de acero de varios centímetros de espesor, se encuentra un escáner que permite identificar a la persona que quiere acceder a la Mansión, si el escáner es negativo o identifica al sujeto como enemigo, unos tentáculos de acero surgen de las paredes permitiendo atraparlo. En el interior de la Mansión también hay sistemas de seguridad, como cañones aturdidores de distinta intensidad, o una unidad de defensa móvil que dispara también rayos aturdidores.

Tras la destrucción de la Mansión por parte de los Amos del Mal, los Vengadores trasladaron su cuartel general a la Hidrobase, mientras que en los terrenos de la Mansión se instalaba un Parque en honor a los héroes. Tras el hundimiento de la Hidrobase durante los Actos de Venganza, los Vengadores hubieron de trasladarse a los sótanos de la antigua Mansión, y procedieron a remodelarla y reconstruirla.

Se recuperaron cosas de la antigua Mansión, pero otras se remodelaron completamente dándole una mayor sensación de modernidad, aunque manteniendo el estilo que le había dado Howard Stark en un principio. Algunos de los cambios más novedosos hacían referencia a su aspecto externo, con una gigantesca A coronando la entrada, o la instalación de nuevas habitaciones para albergar al equipo de apoyo de los Vengadores.

La Mansión de los Vengadores fue de nuevo destruida tras el estallido de locura de Sersi, pero fue reconstruida por los poderes de Ute, el vigilante moribundo de otra dimensión, sin embargo esta nueva Mansión albergaba una trampa mortal, en forma de un portal misterioso que permitió el acceso a la Mansión de las huestes de Kang/Inmortus durante la crisis conocida como la Encrucijada. Tras comprobar que la existencia del portal los volvía vulnerables, los Vengadores hubieron de abandonar la Mansión, hecho este que fue aprovechado por el traidor Iron Man y sus aliados Kang/Inmortus y sus hombres/Fantasmas del Espacio para convertirla en su base en este tiempo. Los Vengadores hubieron de combatir contra los nuevos ocupantes de la Mansión, que habían reforzado la antigua morada de los Vengadores, y en la batalla la Mansión quedó dañada, aunque finalmente los Vengadores lograron recuperarla.

Superada la crisis, los Vengadores decidieron remodelar la casa, dándole un aspecto más tradicional, recuperando el antiguo aspecto que había tenido en tiempos de Howard Stark.

Vengadores Disueltos

Esta mansión de reemplazo sobreviviría varios asaltos, hasta que en la historia "Avengers Disassembled", la Bruja Escarlata fue responsable de su destrucción al traer una versión no-muerta de Sota de Corazones que explotó, matando también a Scott Lang, el segundo Ant-Man, y en "Avengers Finale", Stark decidió que con sus bienes menguantes, ya no podía permitirse mantener el edificio y fue abandonado en su estado quitado, dejado como un monumento a los Vengadores que habían muerto.

Guerra Civil

Stark, usando su influencia considerable política y social, hizo declarar a los terrenos como de interés por la ciudad de Nueva York. Desde ese punto, los Jóvenes Vengadores restauraron gran parte de la estatuaria en los terrenos de la mansión. Los Vengadores se habían trasladado a la Torre Stark, aunque se desconocía qué tan permanente será esta mudanza, sobre todo a la luz de los sucesos de la historia de la Guerra Civil, lo que provoco la separación virtual de los Nuevos Vengadores por la línea entre los que eran pro-registro y los que estaban contra él.

Incluso después de su destrucción, la mansión siguió siendo un centro de actividad sobrehumana. Los Jóvenes Vengadores fueron atacados, y derrotados más tarde, por Kang el Conquistador allí. Luego restauraron las muchas estatuas en los terrenos de la mansión, adoptando la mansión como su lugar de reunión.

Durante las más altas tensiones del incidente de la Guerra Civil, Iron Man y el Capitán América se reunieron en las ruinas con el fin de hablar las cosas. Allí ambos recorrieron los terrenos e incluso encontraron fotografías enmarcadas y abandonadas de antiguos aliados.

Reinado Oscuro

Después de la invasión Skrull, la agencia reemplazo de S.H.I.E.L.D. H.A.M.M.E.R. vigilaba la mansión en caso de que los Jóvenes Vengadores, todavía buscados por negarse a ser registrados, aparecieran. El grupo de jóvenes lo hizo de todos modos, utilizando el edificio como un punto central para muchas reuniones.

Era Heroica

Cuando Steve Rogers sustituyó a Norman Osborn, Tony Stark le vendió la mansión a Luke Cage, quien la utilizó como sede de los Nuevos Vengadores. Después de un período prolongado, los Nuevos Vengadores se disuelven, y Cage vende la mansión de nuevo a Stark.

Fear Itself

Durante el ataque de la serpiente, la Mansión de los Vengadores fue puesta bajo ataque, pero Daredevil logro luchar contra los atacantes y rescato a Squirrel Girl y Dani Cage quienes quedaron atrapadas en el interior. Tras el evento, y debido a que la Torre de los Vengadores fue destruida durante el incidente por Angrir, el equipo principal de Vengadores se trasladó a la Mansión, hasta que finalmente la Torre Stark fue reconstruida.

Escuadrón de Unidad de Vengadores

Después de otra nómina reorganizándose, la mansión se volvió a montar como sede del nuevo Escuadrón de Unidad de Vengadores fundado por Janet Van Dyne. Un sistema de I.A. computarizado fue instalado para reemplazar a Jarvis, quien todavía vivía en la Torre de los Vengadores con el equipo principal.

All-New, All-Different Marvel

Ocho meses después de la restauración del universo por Mister Fantastic, la mansión ya no estaba en uso ya que los diversos equipos de Vengadores habían tomado residencia en otras bases. Por lo tanto, la mansión fue convertida en un hotel temático. Los únicos residentes permanentes fueron el Red Skull y su hija Sin que estaban escondidos en un cuarto secreto y trabajando en un plan secreto.

Puntos de Interés

Tercer piso

Mansion de los Vengadores 2

Esquema interno de la Mansión

Es el piso superior de la Mansión. Fue adaptado para convertirse en el hangar y garaje para los aviones supersónicos de los Vengadores, los Quinjets. Utilizando principios de la aeronáutica, se puso una cubierta especial por todo el tercer piso para protegerlo de las altas temperaturas que generan los Quinjets, además, las paredes están acolchadas con un material especial para absorber posibles impactos. En el tercer piso además, se instaló un alambre especial (que se engancha a una abrazadera o garfio situado en la parte inferior del Quinjet), y otros métodos, los cuales permiten frenar la velocidad del Quinjet

El tercer piso también contiene radar, sistemas de navegación computarizados y sistema de comunicaciones. Además, hay un taller completamente equipado para reparar los Quinjets, además de los depósitos de combustible para los aviones. El hangar tiene capacidad para albergar cuatro Quinjets, tres en el almacén y uno en posición de despegue.

Cuando el gobierno decidió que el despegue de aviones desde la Quinta Avenida era un peligro para la población de Nueva York, y prohibió a los Vengadores despegar con sus Quinjets desde la Mansión, obligándoles a trasladar sus Quinjets a la Hidrobase, el tercer piso quedó en desuso.

Segundo piso

En el segundo piso se encuentran las habitaciones particulares, función esta que ocupa todo el piso. A diferencia del tercer piso, que fue completamente modificado para albergar el hangar, el segundo piso mantiene la misma estructura y decoración que la original construida por Howard Stark. Algunos Vengadores viven fuera de la Mansión en sus propias casas, sin embargo a lo largo de los años muchos Vengadores han vivido en la Mansión a tiempo completo durante su etapa como Vengadores.

Hay ocho dormitorios en el segundo piso, normalmente siempre quedan dormitorios libres, ya que solo en una ocasión en toda la historia de los Vengadores los ocho dormitorios han estado todos ocupados, aunque también desde su fundación siempre ha habido por lo menos un vengador viviendo en la Mansión.

Planta Baja

La Mansión de los Vengadores está rodeada por un muro de tres metros de alto, muro que se encuentra reforzado por grandes cantidades de acero en su interior. En el acceso a la Quinta Avenida, hay una puerta de acero reforzado que impide el paso a personas ajenas a la Mansión. Tanto las puertas, como las ventanas cuentan con numerosos sistemas de seguridad que escanean a los visitantes para identificar a todos los visitantes e interceptar a posibles intrusos.

Los jardines y el patio son lo suficientemente densos para permitir a los habitantes de la Mansión tener una privacidad, en el lado este de la Mansión, los Vengadores cuentan con un acceso privado para sus vehículos, y dentro de la Mansión cuentan con un parking privado, así como un garaje con capacidad para tres coches. En este piso de la Mansión no hay ningún tipo de material vital para los Vengadores, y es utilizado sobre todo para las visitas de público, por ejemplo la prensa.

En esta planta se encuentra la biblioteca, la cocina, la cual cuenta con dos entradas adicionales más, una para el servicio y otra para los repartidores, todas ellas reforzadas con grandes medidas de seguridad también, la lavandería que se encuentra junto a la cocina, la sala de conferencias, que tiene acceso a la entrada por el parking, la sala de estar que también es utilizada como comedor y las habitaciones de Jarvis.

Sótano

Las instalaciones recreativas, de entrenamiento y médicas se encuentran en el sótano de la Mansión.

Un gimnasio completo, una piscina de tamaño olímpico, duchas, vestuarios, una sauna y un hidromasaje son algunas de las instalaciones de relax conque cuentan los Vengadores en la Mansión. Además, hay una sala recreativa, con mesa de billar, máquina de Pin-ball, mesa de ping-pong y una cámara en la que se puede disfrutar con videojuegos.

La Sala de Simulación de Combate es una cámara reforzada en la cual se incluyen varios robots humanoides y otras máquinas que permiten a los Vengadores entrenarse. La Sala de Combate es otra de las habitaciones importantes de la Mansión, en ella están monitorizadas y programadas todos los sistemas de computadoras de la Mansión.

En el sótano también se encuentra el laboratorio y las instalaciones médicas que primero fueron utilizadas por el Doctor Pym para sus experimentos, y que después fueron utilizadas por los demás científicos con que han contado los Vengadores. En el sótano existe también una cámara criogénica, en la que amigos o enemigos que sufran algún proceso degenerativo pueden ser mantenidos en animación suspendida.

También se puede encontrar en este nivel una cámara de descontaminación, y una cámara frigorífica donde almacenar productos peligrosos del laboratorio.

Sub sótano nivel uno En este nivel se encuentran las instalaciones de mayor importancia de toda la Mansión. Aquí se podían encontrar la Sala de Reuniones, donde se llevaban a cabo todas las reuniones operativas. La Sala de Reuniones era el lugar mas seguro de todo el complejo, con paredes reforzadas y acceso fuertemente restringido, además cuenta con un acceso secreto y directo hasta el túnel que conduce a la Hidrobase. En este nivel se encuentra también la Computadora de los Vengadores, con todos los datos sobre criminales, operaciones y datos sobre la seguridad mundial.

Antes de que el gobierno restringiera a los Vengadores el acceso a las computadoras de alta seguridad del gobierno, los Vengadores tenían acceso a datos del Pentágono, de cualquier agencia gubernamental, a los datos del Consejo de Seguridad Nacional y a los datos de la agencia de espías conocida como S.H.I.E.L.D. También tenían acceso a los datos de otros supergrupos, como los Vengadores Costa Oeste o los 4 Fantásticos.

Los generadores de emergencia, el generador termo eléctrico y los sistemas de mantenimiento están también en este nivel, así como un taller completo en el que se desarrollan tareas relacionadas con la electrónica y la robótica, que han utilizado héroes como Tony Stark, Henry Pym o Dane Whitman.

Sub sótano nivel dos

Este nivel fue descubierto más tarde por los Vengadores, primero este nivel había sido utilizado por Howard Stark como almacén y como lugar para probar armamento. También fue utilizado para construir al robot Arsenal, que mas tarde se convirtió en una amenaza para los Vengadores. Los Vengadores tenían su propio submarino, y un acceso directo al East River, pero con la llegada de los Quinjets el submarino quedó en desuso, y cuando el Gobierno obligó a los Vengadores a trasladar los Quinjets fuera de la Mansión, el submarino fue transformado en un vehículo que permitía el acceso rápido desde la Mansión hasta la Hidrobase, a nueve millas de la Costa de Nueva York.

Curiosidades

  • En la vida real, el 890 de la Quinta Avenida es 1 East 70th Street, la ubicación de la Casa de Henry Clay Frick que alberga la Colección Frick. El edificio es, como la Mansión de los Vengadores, una antigua casa familiar del tamaño de una manzana.