FANDOM


Julia Carpenter es la segunda heroína en tomar el manto de Spider-Woman, luego cambia su nombre por el de Aracne. Después de los acontecimientos de la Cacería Macabra se convirtió en la nueva Madame Web siendo actualmente una vigilante y guardián de las arañas.

Historia

Julia estudió en la Universidad, donde conoció a Larry Carpenter. Tras abandonar los estudios Julia contrajo matrimonio con Larry, con el cual tuvo una hija, Rachel. Cuando la niña tenía cinco años, Julia y Larry se divorciaron debido a las infidelidades de este, y Julia acabó obteniendo la custodia de Rachel. Poco tiempo después, Julia entró en contacto con una antigua compañera de clase, Valerie Cooper, que trabajaba para la Comisión de Actividades Superhumanas, y cuando Julia le comentó a Valerie que buscaba un trabajo mejor, esta le ofreció un trabajo en su departamento, para servir de "sujeto de pruebas" para un experimento. Los mejores científicos del proyecto eran el Doctor Carter Napier y sus ayudantes Hashi Noto y Sylvie Yaqua.

Convirtiéndose en Spider-Woman

Julia se trasladó a Washington donde fue investigada por la Comisión, que tras examinar sus antecedentes y concluir que no era un riesgo para la seguridad comenzaron a experimentar con ella bajo la supervisión del Doctor Napier. Sin embargo un día decidieron probar con ella un proyecto secreto para crear super agentes a base de un suero de araña. Furiosa tras la inyección, Julia golpeó lo primero que encontró, que resultó ser una pared, con el resultado que hizo un agujero en ella, fue entonces cuando descubrieron que había adquirido superfuerza.

Una serie de pruebas demostraron que también podía adherirse a las paredes y generar telarañas de energía adhesiva mediante procesos psíquicos. Fingiendo que los poderes de Julia eran causa de un accidente afortunado, el Comité de Actividades Superhumanas le proporcionó un uniforme y un nuevo trabajo como agente gubernamental.

Julia deseaba adquirir el nombre código de Arachne, como una tejedora mítica que se había convertido en una araña, o Ariadna, en honor a la mujer que ayudó a Teseo a escapar del Laberinto del Minotauro. Sin embargo, el Comité insistió que adoptara el nombre código de Spider-Woman.

Guerras Secretas

Inicialmente, Julia comenzó a operar como una superheroína aparentemente independiente en Denver, derrotando a criminales como el Hombre Toro. Cuando el omnipotente Beyonder abdujo un suburbio de Denver, incluyendo la casa de Julia, para que formara parte del Mundo Batalla durante sus Guerras Secretas, Julia se vio involucrada en esta. Junto a los Cuatro Fantásticos, los Vengadores, los X-Men, y otros héroes luchó contra el ejército de villanos del Doctor Doom. Durante las Guerras Secretas también conoció a Spider-Man, quien se inspiró en su uniformé negro para estrenar uno nuevo para sí mismo. Su participación en las Guerras Secretas y su interactuación con otros héroes ayudaron a que Julia desarrollara una gran confianza en sus nuevas habilidades.

Fuerza de la Libertad

Tras su regreso de las Guerras Secretas, fue asignada al equipo gubernamental conocido como la Fuerza de la Libertad, compuesto por criminales sirviendo a cambio de indultos. Cuando la Fuerza de la Libertad intentó arrestar a los X-Men, Julia se enfrentó a los héroes mutantes y su aliada Jessica Drew, quien había sido la primera Spider-Woman. Más adelante, la Fuerza de la Libertad persiguió al mutante fugitivo Rusty Collins, pero Factor-X le ayudó a escapar. La actitud amoral de la Fuerza de la Libertad provocó que Julia no se sintiera a gusto con el equipo, lo que empeoró cuando el grupo fue enviado a arrestar a los Vengadores bajo falsas acusaciones.

En una épica batalla en un estadio de béisbol, Spider-Woman y sus aliados derrotaron a los Vengadores de ambas costas, que fueron encerrados en la cárcel para supercriminales conocida como la Bóveda. Convencida de que los Vengadores eran inocentes, Spider-Woman decidió intentar ayudarles, y tras averiguar dónde estaban encerrados entró en la Bóveda, y tras destruir algunos dispositivos de seguridad, permitió que la Avispa escapara de su celda liberando a los demás, por lo que los Vengadores pudieron escapar de la Bóveda, mientras que Spider-Woman se convertía en una fugitiva de la justicia.

Fugitiva de la Justicia

Spider-Woman huyó durante meses de la justicia, sin poder ver a su hija pues la casa estaba bajo custodia de las autoridades. Debido a la ausencia constante de Julia durante semanas, Larry Carpenter intentó hacerse con la custodia de Rachel. Mientras tanto, Spider-Woman escapó de un grupo de mercenarios con ayuda del Hombre de Hierro, quien la convenció para que se entregara. A su pesar, Julia aceptó un nuevo trato, trabajando en secreto para Cooper como un agente en cubierto del Comité mientras se la seguía considerando una fugitiva. Su superior, Mike Clemson, albergaba rencor en secreto contra la familia de Julia. Décadas atrás, Clemson había estado enamorado de la madre de Julia pero la había perdido contra el padre de Julia. Spider-Woman continuó actuando como operativo del Comité a pesar de la hostilidad de Clemson, cooperando con Spider-Man para derrotar a la Brigada de Demolición. Larry Carpenter se mudó a California con Rachel, y Julia se trasladó allí para poder estar más cerca de su hija.

Miembro de los Vengadores

Mike Clemson demostró ser un oscuro personaje que buscaba perjudicar a Spider-Woman al tiempo que colaboraba con un misterioso grupo conocido como el Cónclave, Clemson envió a Rachel a varias misiones que solo beneficiaban al Cónclave, como recuperar un disco de ordenador, para lo que tuvo que enfrentarse al Destructor y sus camaradas ayudada por Spider-Man. Cierta noche Spider-Woman sorprendió a dos individuos sospechosos en el puerto, e intentó detenerlos, estos dos individuos demostraron ser dos miembros del grupo llamado Señores del Pacífico, que combatieron con Spider-Woman y acabaron arrojándola al mar, pero no antes de que Julia los oyera hablar de parte de su plan.

Viendo que aquello le superaba, Spider-Woman acudió a los Nuevos Vengadores para pedirles ayuda, y colaboró con ellos para combatir a los Señores del Pacífico y a su líder el Doctor Demónicus, el cual acabó emergiendo de las aguas una isla, la cual convirtió en su país, Demónica, tras lo cual los Vengadores y Spider-Woman hubieron de marcharse. Apenas acabada la lucha contra Demonicus, Spider-Woman fue propuesta por Tigra para que le sustituyera como miembro de los Vengadores, Julia aceptó y se incorporó a los Nuevos Vengadores.

Spider-Woman demostró ser un valioso miembro del grupo, junto a los que combatió a villanos como Turno de Noche, el Ahorcador, Satannish o Arkón y Thundra. Precisamente estos dos últimos secuestraron a la hija de Julia y al hijo de Reed y Susan Richards, lo que provocó que los Nuevos Vengadores y los 4 Fantásticos acabaran combatiendo a estos en Polemacus, y tras acabar la batalla Julia le confesara a su hija su doble identidad. Spider-Woman continuó con los Nuevos Vengadores, combatiendo a la Telaraña Mortal (un ser resultado de experimentos realizados con el mismo suero que le fue inyectado a Julia), batalla durante la cual murió su ex marido Larry, combatiendo a Ultrón y a Alkhema , o tomando parte en la Operación Tormenta Galáctica.

En esa época tanto Spider-Woman como su hija Rachel se trasladaron a vivir al Rancho de los Nuevos Vengadores, donde también fue la niñera de la niña Consuelo. En esa época también tuvo lugar un nuevo enfrentamiento contra Telaraña Mortal, que acabó involucrando a los padres de Julia. En los meses siguientes los Nuevos Vengadores y Spider-Woman combatieron a los Señores del Pacífico en Demonica, o a la Legión Letal del Ahorcador, batalla en la cual los Nuevos Vengadores se vieron a obligados a entrar en la dimensión de Mefisto para rescatar a uno de los suyos, y en la que acabó muriendo Mockingbird.

Disolución

Poco después los Nuevos Vengadores fueron disueltos y absorbidos por los Vengadores de la Costa Este, y Spider-Woman y sus compañeros del Oeste decidieron dimitir antes que aceptar el estatus de reservistas, tras su dimisión Iron Man les ofreció que se unieran a él y al nuevo grupo que iba a formar, Fuerza de Choque. Spider-Woman y Fuerza de Choque lucharon contra los Kree, batalla donde moriría WonderMan, contra los Dispersos, el Mandarín, la Brigada Negra en Eslorenia o contra el Registrador. Poco después un nuevo miembro se uniría al grupo, Slade Truman, Moonraker, con el cual Julia inició una relación, pero las maquinaciones del traidor Iron Man pusieron al descubierto que Truman no era quien aparentaba ser, y la relación terminó.

Confrontando a la Nueva Spider-Woman

Un Iron Man poseído provocó la crisis conocida como la Encrucijada, en la que Spider-Woman y sus compañeros de Fuerza de Choque, unidos a los Vengadores se enfrentaron a las fuerzas de Kang y Mantis (realmente Inmortus y sus Fantasmas del Espacio disfrazados), para finalmente salir victoriosos. Julia, a diferencia de algunos de sus compañeros de Fuerza de Choque, no se reintegró a los Vengadores tras la disolución de su grupo, prefiriendo trasladarse a Denver para dedicar más tiempo a su hija, aunque ayudó a los Vengadores en algunas ocasiones como contra Morgana Le Fay. Poco después de la batalla con Morgana, fue atacada por Charlotte Witter, la tercera Spider-Woman, una villana que absorbió sus poderes y, aunque la Spider-Woman original y una nueva acabaron derrotando a la villana, Julia acabó retirándose para cuidar a su hija.

Guerra Civil

Gracias a la organización de Mortaja (Max Coleridge), Julia pudo recuperar sus poderes y volver a caminar. El duro trabajo de rehabilitación hizo que Julia y Max se enamoraran. Cuando se aprobó el Acta de Registro Superhumano, Julia decidió firmar para estar cerca de los que quisieran resistirse al registro y poder ayudarlos desde dentro. Sin embargo, una de sus primeras misiones consistió en capturar a Mortaja, por lo que terminó desertando y huyendo hasta Colorado para ir en busca de su hija Rachel. Sin embargo, Wonder Man, Miss Marvel y Araña fueron tras ellos. Primero capturaron a Mortaja en una espectacular lucha en la autopista y más tarde apresaron a Julia ante su hija en la casa de sus padres en Colorado.

La Iniciativa

Como muchos de los superhéroes capturados, fue encerrada en la prisión construida en la Zona Negativa, pero cuando se produjo una fuga masiva huyó de ella. Julia terminaría uniéndose a Omega Flight, un grupo de héroes canadienses formado a raíz de la Iniciativa, un proyecto llevado a cabo como consecuencia del Acta de Registro Superhumano.

Sintiéndose especialmente culpable, Danvers ayudó a Julia a llevarse a Rachel con ella, incluso aunque la corte le hubiera otorgado la custodia de la niña a los padres de Julia. Estos no pusieron objeciones, pues sabían que la niña estaría mejor con su madre. Tras una batalla contra la Brigada de Demolición, Julia decidió permanecer con Omega Flight. Ayudó al equipo a desenmascarar a la Doctora Benning, quien estaba utilizando su puesto en el gobierno canadiense para imponer una adicción sobre el nuevo Guardián, Michael Pointer. La Doctora Benning llevaba a cabo dicho plan alimentándole con la energía mutante de criminales capturados. Sin embargo, el equipo terminó por disolverse, y Julia regresó a los Estados Unidos.

Cacería Macabra

Julia fue arrastrada a la caza de Spider-Man organizada por Sasha Kravinoff para resucitar a su marido, Kraven el Cazador. Tras un intento fallido de resucitarle mediante el sacrificio de Mattie Franklin, Julia fue capturada por la familia Kravinoff junto a Araña para realizar más sacrificios. Cuando Spider-Man frustró dichos planes, la prisionera más importante de Kravinoff, Madame Web, fue herida mortalmente. En sus últimos momentos, Madame Web transfirió sus poderes a Julia, quien se convirtió en la nueva Madame Web. Sin embargo, el proceso la dejó ciega.

Su primera acción como Madame Web, fue la de impedir que Spider-Man asesinara a Kraven, explicándole que era el centro de una telaraña moral que sería destruida, convirtiéndole en un monstruo despiadado. Julia le entregó su uniforme de Arachne a Anya, quien se convirtió en la nueva Spider-Girl.

Isla Araña

Cuando la población de Manhattan desarrolló poderes arácnidos, Julia observó la crisis en compañía de Shang-Chi, impidiéndole intervenir hasta que Spider-Man fue accidentalmente atacado por los Vengadores cuando intentaba ayudar. Más adelante, cuando Anti Venom intentaba curara a aquellos individuos afectados con poderes arácnidos, reflexionó sobre cómo tanto Venom como Anti Venom eran necesarios para poner fin a la crisis. Tras haber finalizado dicha crisis, Julia ayudó a Spider-Man en una misión para evitar una catástrofe que destruiría toda la ciudad. Le advirtió que debía llevar a cabo esa misión sin ayuda de los Vengadores o la Fundación Futuro. Una vez el peligro fue evitado, Julia felicitó a Peter por sus esfuerzos.

Superior Spider-Man

Poco antes de que el Doctor Octopus cambiara su mente con Peter Parker y temporalmente se convirtiera en Spider-Man, Julia experimento una visión particularmente alarmante del futuro del universo, la cual le dejo en un estado de coma.

Poderes y Habilidades

Curiosidades

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.