FANDOM


Jonathan Caesar era el propietario y vecino del espacioso departamento de Manhattan en el que vivían Peter Parker y Mary Jane Watson. Pero esto no era casualidad ya que estaba enamorado de Mary Jane, famosa modelo. La secuestró y contrató a Styx y Stone para que se opusiesen a todo el que quisiera investigar, como por ejemplo, a Spider-Man. Sin embargo, Mary Jane se encargó de su propio rescate. Noqueó a Caesar con una lámpara y le robó la pistola. Caesar fue a la cárcel, pero logró el eludir a las autoridades, tras salir a la calle, Caesar trató de matar a Mary Jane, pero murió asesinado a manos de Hal Goldman, otro admirador que también quería adueñarse de Mary Jane.

Historia

Origen

Jonathan Caesar era un rico hombre de turbios negocios que siempre consiguió aquello que se propuso desde niño. Según él, sus padres no le negaban nada porque les dio una lección que no olvidaron: seguramente, llegó a matar a su propio hermano porque no le dejó su tren de juguete. Sin embargo, su gran obsesión y objetivo inalcanzable fue la actriz y modelo Mary Jane Watson.

La Obsesión

El primer encuentro entre Jonathan y su admirada Mary Jane se produjo en la misma puerta del domicilio de esta muchacha, en el edificio propiedad y vivienda también de Caesar, justo cuando ella partía de viaje hacia California con su marido, Peter Parker, para promocionar un libro de fotografías sobre Spider-Man que el joven había realizado. Pese a lo fugaz del encuentro, Jonathan aprovechó para invitar a la pelirroja a tomar un té, propuesta que ella hizo extensiva a su marido allí presente y que haría realidad al volver a Nueva York. A la vuelta de Los Ángeles, justo en el romántico momento en que Peter le regala una rosa a su mujer, apareció Jon con un gran ramo para invitarla a una fiesta y le pidió que le tuteara.

Pese a la apretada agenda que tenían los jóvenes con la promoción del libro "Telarañas", la muchacha aceptó. Caesar mostró gran alegría por la respuesta positiva de Mary Jane, pero se dio cuenta de que estaba también su pareja y amplió su regocijo, con gran educación, a la futura presencia de él. Pese a los caballerosos modos de Jon, que incluso le besó la mano, MJ prefiere la solitaria rosa de su marido, que pondrá en un jarrón una vez que Jonathan ya se ha ido, y el gran ramo se lo regalará al día siguiente a la señora de la limpieza.

El Secuestro de Mary Jane

Caesar secuestra a MJ

Jonathan secuestra a Mary Jane

Ya en la fiesta, Jon vio próxima la oportunidad de acercarse a Mary Jane, cuando se enteró que en los próximos días Peter tenía que ir a Chicago, siguiendo con la promoción de su libro, y ella tenía que quedarse en la gran manzana para una sesión de fotos. Por fin estaría sola. Parker se mostró celoso por la excesiva atención que Jonathan le prestaba a su mujer, pero ella le tranquilizó y le aseguró que Jon no suponía ningún peligro y que podía marchar tranquilo de viaje. Cuando la pelirroja volvió del trabajo, se encontró con Caesar y dos de sus secuaces en su vivienda. Como dueño del edificio tenía una llave maestra, y le confiesa que durante años lo ha estado planificando meticulosamente.

Cuando Peter regresa de Chicago, se extraña de que su esposa Mary Jane no le esté esperando en el aeropuerto. Una vez que llega a su domicilio, encuentra señales evidentes de lucha, por lo que denuncia la desaparición de la joven a la policía. Será el sargento Tork quien se encargue del caso. El joven no puede sospechar que apenas unos pisos más abajo, en el mismo edificio, se encuentra secuestrada su mujer. Jonathan había acondicionado una habitación para ella, insonorizada y con una minúscula ventana irrompible para que tuviera luz natural. También le ofreció un elegante guardarropa y deliciosas comidas. Jon hacía gala de su locura cuando la pelirroja le propinó una sonora bofetada. Él, llorando, le devolvió un gigantesco revés, y le rogó que no le volviera a hacer daño. Caesar confiesa a la chica que en cuanto la vio en la portada de una revista supo que sería suya. Él en persona se encargó de que ocupara el primer puesto en la lista de espera para alojarse en el edificio de su propiedad y, de este modo, tenerla cerca.

Mientras tanto, el desconsolado marido intentaba relajarse siguiendo con la promoción de su libro. La policía había recomendado que no dijera nada a nadie del asunto, para evitar falsas llamadas pidiendo rescate. Aunque el secuestro no se hizo público, los rumores llegan a todos los sitios e incluso el Daily Bugle puso a sus reporteros a trabajar en el caso.

Styx y Stone

Los matones de Jonathan: Styx y Stone

Cuando Jonathan se enteró de la noticia de que incluso Spider-Man estaba investigando la desaparición de Mary Jane, decidió contratar a dos guardaespaldas más, pero esta vez no serían hombres cualquiera, se trataba nada menos que de Styx y Stone, dos mercenarios con poderes y armamento.

Caesar se llevó una tremenda sorpresa cuando en un momento dado ve a Spider-Man acercarse al edificio donde residía y tenía secuestrada a la joven. Desconocía que el trepa-muros vivía allí, e interpretó que había localizado su escondite. Los villanos contratados salieron al encuentro de un sorprendido cabeza de red para hacerle frente. Mientras tanto, MJ no se queda de brazos cruzados y logra noquear de un golpe a Jon, con ayuda de una lámpara. En este su segundo intento de escape, la muchacha tuvo más éxito que en la anterior y gracias al agua que había en el suelo y a la lámpara rota, proporcionó una descarga eléctrica a los esbirros de Jonathan, que cayeron fulminados. Por fin logró escapar y Jonathan Caesar fue detenido.

Acosador

Jonathan en prision

Jonathan en prisión

A Jonathan lo recluyeron en la prisión de mínima seguridad de Castner County, al norte del estado de Nueva York. Allí habló con su abogado, y quiso hacer de la vida de Mary Jane una pesadilla, ya que no aceptó el paraíso que le ofrecía. Así, el día de Nochebuena, el abogado de Caesar, Malcolm Kinderman, hace efectiva una orden de desalojo de MJ y su marido, con la excusa de que los contratos no eran válidos. Jon dejó a la pareja con los muebles en plena calle en una fecha tan señalada y sin lugar adonde ir. Finalmente, y pese a las reticencias iniciales, acudirían a la casa de la tía de Peter.

Un tiempo después, Mary Jane y su marido consiguen un apartamento en el Soho, y dan una fiesta de inauguración a sus amigos. En plena celebración, aparecen unos camareros con flores, postres y una espectacular escultura de hielo. La alegría inicial de la pelirroja, pensando que era una sorpresa orquestada por su marido, se torna en angustia cuando descubre la tarjeta de Jonathan Caesar. Es una muestra clara de que, pese a estar encarcelado, seguía vigilándola.

Tiempo después, y mientras Mary Jane estaba en una cafetería se le acercó una señora, seguidora de la novela en la que trabajaba, que le proporcionó una sonora bofetada, convencida de que la muchacha era realmente el personaje que interpretaba y que tan mal ha tratado a otro dentro de la serie. A la salida de esta desquiciada mujer, le esperaba un coche que aceleró y la atropelló mortalmente para después huir. Más tarde, otro admirador, Mr. Goldman (quien se hace pasar por policía), le advierte de que Jonathan Caesar ha salido en libertad bajo fianza.

Venganza

Una vez en libertad condicional, Jon quiere librarse de lo que le impidió tener a su amada Mary Jane, que no fue otra cosa sino Spider-Man. Para ello vuelve a contar con Styx y Stone, quienes se lanzan en su caza. Sorprendentemente, la pelirroja se presentó en casa de Caesar para decirle que fue ella sola la que escapó de sus garras, y que no tiene que mezclar al trepa-muros en esto. Allí la muchacha descubre que Jonathan sigue igual de obsesionado con ella, llegando incluso a disponer de los guiones de los próximos episodios de la serie donde ella trabaja. Los mercenarios se disponen a cumplir las órdenes de acabar con Spider-Man cuando se ven inmersos en una batalla entre el cabeza de red y Venom. Aunque no llegaron a cumplir su objetivo, durante el enfrentamiento, Styx dejó al borde de la muerte al simbionte.

Jon, ante la imposibilidad de acabar con la amenaza que supone Spider-Man para sus planes, decidió intentar llevar a Mary Jane a la mansión que tenía en una isla de su propiedad en el Caribe, lejos del trepa-muros. Prepara un plan y acude al hospital donde está internado el director de la serie que protagoniza la pelirroja, a causa de un accidente, y bajo amenazas le obliga a firmar una nota donde le pide a MJ que acuda a una reunión-trampa. Pese a que este hombre accedió, Jon finalmente lo mató.

Muerte

Mary Jane creía que acudía a una cita con su director, pero en realidad le estaba esperando Jonathan para secuestrarla de nuevo. Súbitamente, hizo aparición Goldman, que mata a Caesar de tres disparos, y confiesa que realmente es un admirador de ella, que le ha estado siguiendo y que quiere protegerla. De este modo, también admite que fue él quien preparó el accidente que llevó al director al hospital, quien atropelló a la mujer que le dio la bofetada y que incluso intentó matar a Peter arrojándole un trozo de cornisa de su vivienda. Ante el rechazo y la reprimenda de Mary Jane, Goldman también se dispuso a matarla, pero la chica fue más astuta y logró noquearlo.

Curiosidades

  • Jonathan vestía siempre elegantes y caros trajes. En pocas ocasiones, salvo en prisión, se le vio de otra manera.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.