FANDOM


m
 
Línea 1: Línea 1:
{{Infobox Cómic
+
{{Infobox cómic
 
|imagen = Amazing Spider-Man Vol 2 36.png
 
|imagen = Amazing Spider-Man Vol 2 36.png
 
|nombre = Amazing Spider-Man Vol 2 36
 
|nombre = Amazing Spider-Man Vol 2 36

Última revisión del 21:32 17 feb 2020

Cita - Imagen 1 Sólo unos locos podían albergar el pensamiento, ejecutar el plan, pilotar los aviones. El mundo cuerdo siempre será vulnerable a los locos, porque no podemos ponernos en su lugar para concebir estas cosas. No pudimos preverlo, no pudimos estar aquí antes que pasara. No pudimos impedirlo. Pero ahora sí estamos aquí. No puedes vernos por el polvo, pero estamos aquí. No puedes oírnos por los gritos, pero estamos aquí. Cita - Imagen 2

Peter Parker / Spider-Man

Amazing Spider-Man Vol 2 36 (también denominado Manténganse firmes) es el trigésimo sexto cómic del segundo volumen de Amazing Spider-Man, publicado por Marvel Comics en diciembre de 2001.

Manténganse firmesEditar

TramaEditar

Desde un edificio, Spider-Man está mirando en estado de shock cómo la Torre Norte del World Trade Center ha colapsado el 11 de septiembre de 2001, y se encuentra a sí mismo incapaz de hablar, de comprender, de disculparse. Él baja hacia una calle y un par de personas le preguntan «¿Dónde estaban? ¿Cómo han podido dejar que pasara?». Sin ser capaz de contestarles, Spider-Man continúa su camino hacia una nube de polvo, pensando que nadie podría comprender tal anarquía. Solo los locos de Al Qaeda podrían haberlo hecho.

Caminando entre los escombros, ve a varios bomberos e inclusive superhéroes, incluidos Captain America, Thor, Daredevil, y The Thing, ayudando, por lo que comienza a ayudar a Cyclops. Están todos allí, incluso súper-villanos como Magneto, Juggernaut, Doctor Octopus, Kingpin y Doctor Doom. Estas personas, que alguna vez fueron enemigas, ahora son vistas como amigos, porque se dan cuenta de que esto es simplemente inhumano, porque se dan cuenta de que esto no está bien. Estos cinco no parecen hacer ningún trabajo real, a excepción de Magneto que está levantando algunas vigas de acero, pero están claramente tristes, con Doctor Doom incluso derramando lágrimas.

Spider-Man luego reflexiona sobre los héroes del 11 de septiembre, que no son los superhéroes sino personas comunes. Los bomberos, corriendo sin dudar hacia una oscuridad de la cual no saben si saldrán. Los civiles, que o bien alejan a las personas de los escombros, llevan a personas a otros edificios para protegerlos de la nube de polvo, o trabajando juntos para derribar el Vuelo 93. Piensa en los asesinos y en aquellos que dicen que Estados Unidos se lo merece.

Spider-Man luego se encuentra con un niño pequeño, que está sentado en silencio fuera de los escombros. Él le dice que debe irse y no ver el terror que ha surgido, pero el niño contesta diciendo que su padre había ido a buscar algo y le había dicho que esperara afuera hasta que regresara. Él ha estado esperando pacientemente desde entonces con la esperanza de sobrevivir. Pero mientras hablan, el padre, revelado como uno de los bomberos, es sacado de los restos, muerto. Cuando el niño va a llorar, Spider-Man siente que no se lo merecía. La muerte de inocentes resulta en la muerte de la inocencia. La ira ahora puede bloquear el sol. Mientras Spider-Man va a buscar agua, ve a una mujer herida pero consciente en una camilla. Sorprendida, ella agarra la mano de Spider-Man y le pregunta repetidamente por qué sucedió esto, pero él es incapaz de hablar. Luego se une a Captain America y se da cuenta de que solo Captain America sabe lo que es sentir tanto dolor. Pearl Harbor, el Holocausto, Día D. Spider-Man no puede comprender pasar por esto de nuevo.

Juntos, Captain America y Spider-Man miran a los civiles afortunados. Spider-Man se pregunta «¿Qué les decimos a los niños? ¿Les decimos que el mal es un rostro extranjero?» No, se contesta a sí mismo, el mal es la idea detrás de cada rostro, y puede ser como el tuyo. Tal vez deberían pedirles perdón. Perdón por no hacer este mundo perfecto. Que nuestra impaciencia por gritar no es igual a nuestro deseo de escuchar. Que las desgracias de gentes lejanas son responsabilidad de todos los hombres y mujeres con consciencia, o sus desgracias se convertirán un día en nuestras desgracias. «O puede que sólo les digamos que los queremos, y que los protegeremos. Que daríamos nuestras vidas por las suyas y lo haremos con gusto, tal es nuestro amor». En un mundo donde se ama lo material por encima de las personas, puede parecer insustancial. Pero siempre es necesario seguir adelante.

Scarlet Witch, Hawkeye y Vision ayudan a Daredevil, y Thor, y Spider-Man cambia de tono. Mientras Wolverine y Storm se encuentran entre los civiles, Spider-Man se da cuenta de la verdad. Ahora se va a iniciar una guerra, y no se puede perder la fe, o la Guerra contra el Terror ya se habrá perdido. Mientras Mister Fantastic comienza a ayudar también, Spider-Man dice que creamos nuestros propios destinos. «Porque el futuro pertenece a los hombres y mujeres normales, y ese futuro debe erigirse libre de actos como éste, debe ser renovado como el agua corriente. Porque hay que enviar un mensaje a quienes confunden la compasión con la debilidad. Un mensaje a través de seis mil años de sangre y disputas. Y el mensaje es éste: Sea cual sea nuestra historia, sea cual sea la raíz de nuestros apellidos, somos un pueblo bueno y decente, y no nos inclinaremos ni nos rendiremos. El fuego del espíritu humano no puede ser sofocado por explosiones ni victimas. No puede ser intimidado para que calle eternamente ni ahogarse en lágrimas. Hemos soportado cosas peores; soportaremos esta carga y todo lo que venga después, porque eso es lo que hacen los hombres y las mujeres normales. Pase lo que pase. Esto no nos ha debilitado. Sólo nos ha hecho más fuertes»

AparicionesEditar

Personajes destacados
Personajes secundarios
Antagonistas
  • Conservadurista
  • Al-Qaeda (Primera aparición)
Otros personajes

Enlaces externosEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.