FANDOM


Hobgoblin: «¿Spider-Man? ¡¿Aquí... ahora?!»
Spider-Man: «¡Exacto, cara de miedo! ¿Y quién se supone que eres? ¡El disfraz es familiar, pero si quieres ser Green Goblin, te equivocas de color!»
Hobgoblin y Peter Parker / Spider-Man[fuente]

Amazing Spider-Man Vol 1 239 (también denominado ¡El duende ataca!) es el ducentésimo trigésimo noveno cómic del primer volumen de Amazing Spider-Man, publicado por Marvel Comics en abril de 1983.

¡El duende ataca!

Trama

El silencio de medianoche en Nueva Jersey se interrumpe cuando Hobgoblin ataca otro edificio de Osborn para robar una camioneta de batalla creada por Green Goblin antes de que su aparente desaparición. Cuando la policía llega a la escena, interrogan al gerente del edificio, Donald Menken. Él les dice ha habido media docena de asaltos en las últimas semanas, aunque nada tan grave. Parecía que no habían robado nada aunque se han descubierto algunos almacenes que no sabían que tenían, vacíos, por supuesto. Esto se reitera cuando Harry Osborn y su esposa Liz Allan llegan al lugar. Menken explica que todos los asaltos han sido en propiedades que Norman Osborn construyó o adquirió en persona. Harry no tiene idea de que lo pueden haber contenido estos almacenes.

A la mañana siguiente, Hobgoblin, en su apariencia civil, compra la edición matutina del Daily Bugle y reflexiona sobre la historia de sus recientes hazañas encontradas en el periódico. En el momento en que regresa a su escondite secreto, Hobgoblin se regodea sobre cómo todos los principales periódicos continuaran publicando historias sobre su trabajo. Esta agradecido por el descubrimiento de los almacenes de Green Goblin y una vez que haya terminado de robarlos, considera que hará lo único que Green Goblin no pudo hacer: destruir a Spider-Man. Justo en ese mismo instante, en el pabellón de cuidados intensivos del Hospital Presbiteriano de Columbia, Black Cat todavía está en coma después de ser gravemente herida durante la reciente batalla de Spider-Man con Doctor Octopus y Owl. Spider-Man la vigila y lamenta que Felicia esté en coma mientras Doctor Octopus siga libre. Los pensamientos de Spider-Man son interrumpidos por la abrupta llegada de la Capitana Jean DeWolff, quien le dice a Spider-Man que la policía lo tiene todo controlado y le pide que se vaya a casa y descansar.

De camino hacia la salida del hospital, Spider-Man se encuentra con la habitación donde Madame Web se ha estado recuperando desde que la salvó de Juggernaut. Madame Web afirma que ella no recuerda quién es él, ni retiene sus habilidades clarividentes y luego le pide a Spider-Man que encienda la radio antes de irse. Cuando lo hace, se escucha un informe de noticias sobre el reciente asalto al edificio de Osborn Manufacturing. El cabeza de red se retira apresuramente y le dice a Madame Web que él espera que ella se recupere. Madame Web cree que tal vez podría darse el caso, haciendo una sonrisa astuta mientras Spider-Man sale por la ventana cercana. Mientras se balancea por la ciudad, Spider-Man teme que estos ataques en varios almacenes de Osborn puedan significar problemas para él.

Mientras tanto, Lance Bannon está en su apartamento tomando fotos artísticas a su novia Amy Powell. Cuando le pide a Amy que arquee un poco más la espalda, él le recuerda que no la está fotografiando para una revista para adultos. Una vez que terminan, Amy se da cuenta de un montón de fotos de Spider-Man que no parecen haber sido vendidas al Daily Bugle. Ella decide molestarlo preguntándole si es porque Peter Parker ha estado entregando mejores fotos. Su silencio es suficiente respuesta para ella y se dirige al baño para vestirse. Ella le advierte que si no tiene cuidado, Peter Parker también podría robársela. Lance no lo cree, pero cuando Amy le pide que salga con ella, Bannon se niega y ella se enfurece. Cuando Amy se retira, Lance se pregunta qué le pasa y por qué le teme al compromiso.

Poco después, Spider-Man regresa a su apartamento y descubre que su disfraz huele fatal y que necesita una ducha y lavar el uniforme. Mientras Peter se ducha y limpia su uniforme, repasa los detalles sobre los asaltos a Osborn Manufacturing que se han informado. Teme que quien sea responsable pueda encontrar evidencia de su identidad secreta si aún no lo ha hecho. Peter decide tomar una siesta y se queda dormido. Amy Powell lo despierta a las 7 de la noche y le pide que se reúna con ella para cenar. Al darse cuenta de lo tarde que es, Peter rechaza la oferta y termina abruptamente la llamada. Spider-Man se apresura en ir hacia un antiguo almacén propiedad de Norman Osborn. Por desgracia, llega demasiado tarde ya que el almacén ha sido asaltado recientemente. Con solo una ubicación más por verificar, Spider-Man va a un viejo teatro donde Osborn solía asistir. A medida que se acerca, su sentido arácnido comienza a zumbar y atrapa a Hobgoblin cuando éste está asaltando. Su lucha los lleva hasta una calle cercana, y Spider-Man demuestra que es mucho más fuerte que su enemigo. Hobgoblin, en un intento por mantener distancia con Spider-Man, le lanza una ráfaga de bombas calabaza, y de humo.

Spider-Man pronto toma ventana en el momento en que atrapa el planeador de Hobgoblin, forzándolo a estrellarse. Temiendo ser capturado, Hobgoblin usa su rayo de mano para abrir una tubería de gas. Mientras Spider-Man está ocupado cortando el gas antes de que pueda ocasionar una explosión, Hobgoblin aprovecha para escapar. Con dolor en el cuerpo, Hobgoblin se pregunta cómo Norman Osborn pudo haberse mantenido firme contra Spider-Man y está decidido en descubrir el secreto detrás de eso. Entretanto, Spider-Man hace un balance de todo lo que ha estado sucediendo, y dice que las cosas no pueden empeorar.

Apariciones

Personajes destacados
Personajes secundarios
Antagonistas
Otros personajes

Notas

Notas de continuidad

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.