FANDOM


Amazing Spider-Man Vol 1 211 (también denominado ¡La araña y el azote de los mares!) es el ducentésimo décimo primer cómic del primer volumen de Amazing Spider-Man, publicado por Marvel Comics en diciembre de 1980.

¡La araña y el azote de los mares!

Trama

Namor, el príncipe de Atlantis, desahoga su furia contra una esfera de buceo de la Marina de los Estados Unidos debajo del océano atlántico frente a la costa de la ciudad de Nueva York, molesto porque su reino ha sido invadido. Pero él no quiere que los dos buzos en la esfera se ahoguen, así que los saca del agua y los coloca en el muelle. «Les permitiré sobrevivir... ¡pues la compasión siempre ha de acompañar a la justicia! Pero no volveré a ser misericordioso si el mar es violado, los transgresores perecerán», declara Namor. Los buceadores ven partir a Namor, sabiendo finalmente quién es el responsable de destruir sus generadores de energía experimentales submarinos, e informarán este incidente a las autoridades.

Esa noche, Peter Parker, quien tiene un examen a las ocho en punto a la mañana siguiente, le resulta imposible dormir. El vecino en el departamento al lado suyo está cantando country. La calidad de la voz es espantosa, y Peter golpea la pared y le dice que son las tres de la mañana. Afortunadamente, el vecino se detiene, pero Peter todavía no consigue dormir. Él empieza buscar y encuentra su nuevo disfraz de Spider-Man, para posteriormente salir del apartamento con el fin de apartarse de sus problemas por un momento. Él decide que es hora de cumplir la promesa que hizo antes, y se dirige a la costa para buscar al tío de Debra Whitman. Sorprendentemente, el Sr. Whitman está despierto a altas horas de la noche, y Spider-Man lo encuentra en su oficina enfrentando a tres fornidos marineros. Whitman les está explicando que se están tomando todas las precauciones y que su barco debe partir a tiempo con ellos como su tripulación. «Si tengo que llamar a la policía...» continúa. Esto enfurece a los marineros, y comienzan a golpear al viejo. Entonces Spider-Man aparece y golpea a los marineros. Desafortunadamente, un barril se rompe sobre él y empapa su traje en salmuera, dándoles a los marineros la oportunidad de escapar. Whitman le dice a Spider-Man que tiene un contrato con el gobierno para entregar a un científico junto con un nuevo generador experimental en cierto lugar del mar. La tripulación se niega a presentarse al servicio debido a algunos problemas que tuvieron. Whitman no explica cuál fue el problema, pero le pide ayuda a Spider-Man. Spider-Man declina, diciendo que el océano no es su territorio.

Mientras, en el frío crepúsculo del suelo marino, en el fabuloso reino sumergido de Atlantis, Namor está dando un discurso ante una gran multitud. Él dice que la gente de la superficie una vez más está realizando experimentos que pondrán en peligro su civilización, esta vez creando grandes perturbaciones en las corrientes oceánicas. «¿No es esto causa de guerra?» le pregunta a su gente, y ellos responden rugiendo en asentimiento.

Al mediodía siguiente, Peter Parker se encuentra con Debra Whitman en el campus de la Universidad Empire State. El agua salada que empapaba el disfraz de Spider-Man no se ha ido y su piel está tan irritada que se rasca constantemente. Debra nuevamente expresa su preocupación por su tío. Ella dice que si su tío no puede encontrar a nadie para capitanear su barco, lo hará él mismo, porque el contrato debe cumplirse. «Él está viejo, y tiene el corazón débil, temo que... ¡se haga daño!» declara Debra. Peter es reacio a involucrarse, y luego de que Debra se retira, él va a visitar a su tía en la Residencia Restwell. Él piensa que ella podría animarlo. Una hora más tarde, Peter está viendo a la tía May explicándole a los otros pacientes cómo jugar. Ella está a cargo de la hora de recreación de la Residencia, ya que resulta ser la persona mejor calificada. «Siento que si no hago todo lo que puedo, no soy honrada con los demás... ¡ni conmigo!». La sabiduría de la tía May cambia la opinión de Peter sobre ayudar al Sr. Whitman. Él se va de la Residencia Restwell y llega varios minutos después al carguero de Whitman. La tripulación está parada en el muelle exigiendo que Whitman les pague una bonificación debido al peligro involucrado en el viaje. Whitman les dice que no tiene dinero extra. Cuando la tripulación amenaza con irse, Spider-Man aterriza en el muelle, y les dice que él y Whitman pueden manear la nave solos. «¡Ni siquiera te pediré un salario, y mucho menos dinero manchado!» declara Spider-Man. Al ver que están a punto de perder su oportunidad de trabajar, la tripulación decide ir con Spider-Man y Whitman. «Tienes valor, y eso lo admiramos. Así que nos embarcaremos contigo para ver si tu cuerpo puede pagar el cheque que tu boca acaba de firmar.» le dice uno de los hombres de la tripulación al cabeza de red.

En menos de una hora, el carguero se aleja del puerto. Whitman le confiesa a Spider-Man que es Namor quien está causándole problemas. Dos de sus hombres lo vieron. Él no le notifico a las autoridades porque tenía miedo de que cancelaran el contrato y él quedara en bancarrota, pero ahora que lo ha pensado, se da cuenta de que el gobierno podría haberle proporcionado la protección necesaria. De repente suena una alarma, y Namor aparece. Namor no necesita de su armada para luchar contra un solo carguero, dice mientras arranca un mástil del barco. Spider-Man engancha a Namor con sus redes y comienza una batalla. Namor se encuentra incapaz de romper las redes, pero se las arregla para golpear a Spider-Man. El golpe lleva al trepamuros hacia el interior del embudo de la nave. Namor luego rompe la antena de la nave para que la Guardia Costera no pueda ser llamada. Cuando Namor mira dentro del embudo para ver qué le pasó a Spider-Man, Spider-Man brota y golpea a Namor con su puño. Luego, Spider-Man incita a Namor a atacarlo, pero cuando Namor se abalanza hacia él, Spider-Man se hace a un lado, haciendo que Namor se estrelle contra el embudo, aturdiéndose. Namor se debilita por estar fuera del agua y por la exposición al humor caliente de barco. Cuando Spider-Man ata los pies de Namor, el Hombre Submarino cae en picado a la cubierta del barco, casi quedando inconsciente. Spider-Man y la tripulación se amontonan alrededor del monarca submarino y Spider-Man se ofrece a llamar a un médico, pero Namor no tolerará esta humillación. Namor nuevamente lidia con Spider-Man, diciéndole que Atlantis no puede tolerar que los generadores de energía de los habitantes de la superficie se coloquen donde perturban las corrientes que opera los generadores de Atlantis.

Al ver que ha habido un malentendido, Spider-Man pregunta qué podría hacerse. Namor responde que mover los generadores dos grados al sur, donde se beneficiarán del flujo natural del campo magnético de la Tierra, los hará operar de manera más eficiente y evitará que interfieran con las máquinas de Atlantis. El Dr. Kirchner, el científico a bordo de la nave, dice que el problema requiere estudio, pero la sugerencia de Namor parece plausible. Con el desacuerdo resuelto, Namor deja el barco y se sumerge nuevamente en el océano.

Apariciones

Personajes destacados
Personajes secundarios
Antagonistas
  • Namor McKenzie
Otros personajes

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.