FANDOM


Amazing Spider-Man Vol 1 204 (también denominado ¡Black Cat siempre cae de pie!) es el ducentésimo cuarto cómic del primer volumen de Amazing Spider-Man, publicado por Marvel Comics en mayo de 1980.

¡Black Cat siempre cae de pie!

Trama

Spider-Man ve un tiroteo en el centro de Times Square. La policía persigue a un grupo de delincuentes en una furgoneta a toda velocidad. Cuando los delincuentes ven a Spider-Man, comienzan a dispararle, pero él les quita las armas con su red. Después de columpiarse fuera de su alcance, él jala la parte trasera de la camioneta, provocando que el vehículo se estrelle contra algunos automóviles estacionados. La policía pronto llega y se lleva a los delincuentes. Spider-Man se marcha, sin saber que Black Cat ha estado tomando fotos para su colección de recuerdos de Spider-Man desde una azotea cercana. Luego, Black Cat se dirige al norte, hacia el Museo de Arte Solomon R. Guggenheim. Descendiendo desde el techo, ella piensa que su trabajo no debería tomar mucho tiempo, porque ha vigilado el lugar y conoce todos los horarios de los guardias de seguridad. Mientras disfruta de la idea de agregar la estatua de los Amantes Dorados a su colección, un guardia armado le ordena que se detenga. Black Cat le lanza un beso y, de repente, la puerta se abre y lo golpea: otro ejemplo de la "mala suerte" que le sucede a cualquiera que se cruce en su camino. Mientras Spider-Man se balancea sobre un automóvil de policía, escucha un boletín que avisa de que Black Cat ha sido vista en un museo. «Creía que había muerto», piensa Spider-Man mientras se balancea. Él llega en minutos y, al ver a Black Cat llevándose la estatua en la azotea del museo, la derriba. Pero ella se pone de pie acrobáticamente, y comienzan a luchar. De repente, el techo de debajo de los pies de Spider-Man empieza a derrumbarse, pero cuando cae, logra lanzar sus redes a la estatua. Black Cat ve a la policía acordonando el edificio y se aleja. Spider-Man le entrega la estatua a la policía, y luego, cansado, se dirige a su apartamento y duerme toda la noche.

Al día siguiente en el Daily Bugle, Gloria Grant le cuenta a Peter Parker sobre los repentinos cambios que ha sufrido Robbie Robertson desde que aceptó el puesto de editor. Él se ha vuelto malhumorado hasta el punto de la irracionalidad. Robertson le grita a Parker y le dice que salga de su oficina, y cuando Peter se va, se encuentra con Randy Robertson, quien también está desconcertado por lo que le pasó a su padre. En su oficina, mientras da órdenes por teléfono, el propio Robertson comienza a darse cuenta de que algo terrible le está sucediendo. En un apartamento al otro lado de la ciudad, Black Cat desahoga su rabia ante un póster de Spider-Man. «Si supieras la razón por la que robo... ¡no te entrometerías!» grita.

Casi al mismo tiempo en el Daily Globe, Barney Bushkin le dice a Peter Parker que intente controlar lo que cree que es la "vena hostil" que le impide trabajar con April Maye. Bushkin está convencido de que Parker y Maye formarían un gran equipo. Peter dice que lo intentará, pero le pide a Bushkin que también hable con April. Después de que Peter deja las oficinas del Daily Globe, camina hacia el Museo de Arte Solomon R. Guggenheim, donde la estatua de los Amantes Dorados está de vuelta en su lugar. Su sentido arácnido se activa, pero él continúa caminando. Sin ser visto por Peter, Felicia Hardy, que no lleva puesto su disfraz de Black Cat, se encuentra entre la multitud de visitantes. Molesta porque ahora hay más guardias de seguridad alrededor de la estatua de los Amantes Dorados, ella esconde silenciosamente un pequeño paquete cerca de la estatua y se va. Más tarde esa noche, Peter se prepara para una cita a ciegas que Flash Thompson le ha organizado para él. Peter se reúne con Flash y Sha Shan en Central Park, y se encuentra con su cita, la hermosa Dawn Starr. Dawn parece bastante interesada por Peter, y se despiden de Flash y Sha Shan. Desafortunadamente, justo cuando parece que la vida social de Peter está mejorando, se entera de que Dawn será una de sus estudiantes. «No puedo salir contigo, no sería ético» le comenta Peter a Dawn, y se aleja, muy a su pesar. Mientras camina solo cerca del Museo de Arte Solomon R. Guggenheim, su sentido arácnido se va, y está vez no ignora la advertencia. Él rápidamente se coloca su disfraz de Spider-Man y se balancea hacia el techo del museo.

Con la suposición de que Black Cat ha regresado para un segundo de intento de robar la estatua de los Amantes Dorados, Spider-Man ingresa en el edificio y encuentra a todos los guardias de seguridad inconscientes en el piso. Las capsulas de gas que Black Cat colocó cerca de la estatua han hecho su trabajo. Black Cat se sobresalta cuando Spider-Man la agarra del brazo mientras se aleja con la estatua. Recuperándose instantáneamente su compostura, Black Cat comienza a luchar contra Spider-Man. Black Cat obstaculiza los intentos de Spider-Man de capturarla al amenazar con destruir varias piezas de arte valiosas. Ella logra patear a Spider-Man en la cabeza, aturdiéndolo el tiempo suficiente para que ella escape. De repente, el poder de la "mala suerte" de Black Cat parece manifestarse nuevamente, y una estantería de cerámica colapsa sobre Spider-Man, dejándolo inconsciente. Black Cat ata la estatua de los Amantes Dorados en su espalda, y consigue salir del Museo del Arte.

Mientras tanto, J. Jonah Jameson recupera la conciencia en un callejón después de haber huido corriendo del Daily Bugle. Él ha perdido todos los recuerdos de quién es y cómo llegó allí, y mientras reflexiona sobre su situación y se estremece de frío, una voz lo llama desde la calle. La voz dice que Jameson es su amigo, y cuando Jameson responde que no lo recuerda, el orador se identifica como Jonas Harrow. Pronto, dice Harrow, Jameson lo recordará. Entretanto, en una subasta, se anuncia que el Rubí de Rajá está valuado en $4.1 millones y solicita una oferta de apertura. «¿Qué tal dos centavos?» anuncia una voz desde arriba, y cuando el subastador y los asistentes miran hacia arriba, ven a Black Cat. «Pueden subir esa puja, si es que no les importa morir», comenta Black Cat. De repente, ella arroja al subastador dos centavos, se apodera de la gema y se estrella por la ventana. Ella regresa a su apartamento y se relaja en su cama. Los dos primeros tesoros ya son suyos, dice ella, y solo le faltan otros dos para lograr su objetivo final.

Apariciones

Personajes destacados
Personajes secundarios
Antagonistas
Otros personajes

Notas

Notas de continuidad

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.