FANDOM


Amazing Spider-Man Vol 1 191 (también denominado Se busca por asesinato: ¡Spider-Man!) es el centésimo nonagésimo primer cómic del primer volumen de Amazing Spider-Man, publicado por Marvel Comics en abril de 1979.

Se busca por asesinato: ¡Spider-Man!

Trama

En las oficinas del Daily Bugle, J. Jonah Jameson está haciendo algunas llamadas con el fin de que arresten a Spider-Man por haber asesinado a su hijo, sin embargo, le dicen que no lo harán ya que no hay pruebas ni ningún cadáver que demuestren lo que él afirma. Cuando cuelga, uno de sus trabajadores le muestra la maqueta de la edición matutina que tiene como titulo "¡Spider-Man asesino!" en letras grandes. Jameson está emocionado por publicar ese titular y ordena que se le baje el precio para que todo el mundo lo lea. Tras unos momentos, Jameson se dirige a la oficina de Robbie Robertson, ordenándole despedir a Parker porque, según él, siempre ha habido alguna relación entre Parker y Spider-Man. A pesar de los intentos de Robbie por hacerlo cambiar de opinión, Jameson continúa ordenando despedirlo. Robbie procede a pedirle a Betty Brant que contacte con Peter.

Entretanto, Peter Parker está en su cuarto oscuro revelando algunas fotografías y hablando con Mary Jane Watson para pedirle tener una cita. Tras colgar y posteriormente recibir una llamada de Robbie Robertson, Parker se coloca su traje de Spider-Man y sale a la ciudad. Él recuerda cómo John Jameson desapareció al caer del Puente de Brooklyn el día anterior, y cómo J. Jonah Jameson acusó a Spider-Man de matar a su hijo. Cuando nota que un automóvil va a toda velocidad, suelta una red para atraparlo, pero la red es demasiado débil para sostener el vehículo. El automóvil se dirige hacia una anciana que cruza la calle. Sin embargo, cuando Spider-Man la rescata, ella lo golpea con su bolso. Ella ha leído el último editorial de Jameson y cree que Spider-Man es un asesino. Spider-Man luego persigue al automóvil descontrolado y lo detiene levantando sus ruedas traseras del pavimento y anclándole contra un bordillo. Cuando el conductor ve a su salvador, le ruega a Spider-Man que no lo lastime. Luego vuelve a entrar deprisa en su automóvil y se aleja. Spider-Man está perplejo por la reacción de un hombre al que acaba de salvar. Luego ve el titular del Daily Bugle. Enfurecido, tritura el periódico y se dirige a la oficina de Blake Tower en el ayuntamiento.

Cuando J. Jonah Jameson y Marla Madison aparecen en el laboratorio de Spencer Smythe, Smythe no puede creer su buena suerte. Smythe desea desesperadamente vengarse de Jameson, y éste último se presenta con una oferta de pagarle una enorme suma de dinero por otro robot Spider-Slayer. Al toser con frecuencia y tragar las píldoras que lo mantienen vivo, Smythe acepta construir la máquina. Le dice a Jameson que Marla debe irse antes de que comience con el trabajo. Entretanto, Spider-Man le dice a Blake Tower que está harto de los editoriales de Jameson y quiere saber qué se puede hacer con respecto a la acusación de Jameson. Cuando Tower pregunta si la acusación es cierta, Spider-Man responde que, por supuesto, no lo es. Entonces Tower le recomienda a Spider-Man demandar a Jameson por difamación. Pero, continúa, Spider-Man tendrá que revelar su identidad secreta. Incluso Jameson tiene derecho a enfrentar a su acusador. Esto, por supuesto, es inaceptable para Spider-Man, y rompe el escritorio de Tower con frustración. Tower acepta la disculpa de Spider-Man y luego le dice que no puede ofrecerle asesoramiento legal. Entregándole a Spider-Man una carta dirigida a él que terminó en la oficina de Tower, él solicita que Spider-Man no use el ayuntamiento como su oficina postal privada. Dándole las gracias a Tower por todo, Spider-Man se marcha. A la mañana siguiente, Smythe revela su último robot Spider-Slayer a Jameson. Parecido a una araña gigante, la máquina está construida con materiales inastillables y responde instantáneamente a los comandos mentales de Smythe. Evidentemente teniendo todas las fortalezas y ninguna de las debilidades de los modelos anteriores, es el mejor Spider-Slayer que Smythe ha construido. Hablando rápido y distrayendo a Jameson, Smythe logra colocarle a Jameson unas esposas en sus muñecas. Tan pronto como éstas se cierran, Smythe se regocija de que Jameson tiene 24 horas de vida. Dice que odia a Jameson por corromperlo con sus planes locos contra Spider-Man, que han condenado a Smythe a morir por sobre-exposición a material radiactivo. Jameson aboga por la ignorancia, pero en vano. Smythe promete que Jameson y Spider-Man morirán juntos una vez que Smythe atraiga al cabeza del red hasta allí. Smythe dice que tendrá su venganza en su lecho de muerte.

Mientras tanto, Peter está creando un nuevo lote de fluido de red en un improvisado laboratorio de química en su apartamento. Él ha determinado que los contaminantes en el aire debilitan el fluido y debe mezclar lotes más pequeños con más frecuencia para evitar que el fluido se deteriore. Después de probar brevemente sus poderes sobrehumanos, abre la carta que recibió de Blake Tower. Es de Claredge Advertising, comerciantes de juguetes de sacos de boxeo de Spider-Man de tamaño real, que informan a Spider-Man que incluso si él es inocente de la acusación de Jameson, es demasiado controvertido para que lo usen en sus juguetes. Furioso por haber perdido el contrato debido a las editoriales de Jameson, Peter patea su sofá a través de la habitación. Ahora no habrá dinero para pagar la atención médica de la tía May, y tendrá que seguir enseñando a tiempo parcial para llegar a fin de mes. Poniéndose su traje de Spider-Man, Peter decide ver a Jameson, salta por la ventana y va directo hacia las oficinas del Daily Bugle. Desafortunadamente, el fluido de red no está listo, y tiene que irse sin él. Pensando en lo tonto que ha sido por arriesgar su vida en varias ocasiones para salvar a Jameson, Spider-Man cruza los tejados. De repente, su sentido arácnido se activa, pero antes de que pueda defenderse, es envuelto en una red de hilos de acero. «Otro Spider-Slayer», piensa Spider-Man, cuando el dispositivo comienza a enrollarlo. Al tirar del cable, Spider-Man voltea al robot, pero sus giroscopios mejorados permiten que se acomode al instante. Spider-Man se da cuenta de que el robot puede escalar paredes tan bien como él, y cuando intenta tirarlo de un techo, se retuerce y lo lleva consigo. Spider-Man y el robot se desploman, pero él logra hacer una maniobra y recibiendo la peor parte de la caída. El robot se estrella y Spider-Man queda inconsciente. Luego, Smythe, tosiendo, lleva a Spider-Man a su camioneta y se dirige a su laboratorio.

Cuando Spider-Man se despierta, se encuentra en medio del laboratorio encadenado a Jameson. El científico moribundo le informa que el grillete es en realidad una poderosa bomba que explotará en 24 horas. Además, dice, no pueden quitárselo sin adelantar su final. «¡Mañana estarán muertos!», dice Smythe, y que no hay nada que puedan hacer al respecto.

Apariciones

Personajes destacados
Personajes secundarios
Antagonistas
Otros personajes

Notas

Notas de continuidad

  • Spencer Smythe quiere vengarse de J. Jonah Jameson y Spider-Man por el cáncer terminal que contrajo a partir de los isótopos que utilizó para construir sus Spider-Slayers. Estos Spider-Slayers fueron construidos en Amazing Spider-Man Vol 1 28, 58 y 105 - 107.
  • J. Jonah Jameson ordena despedir a Peter Parker del Daily Bugle, pero volverá a contratarlo en Amazing Spider-Man Vol 1 210.

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.