FANDOM


Adrian Toomes conocido como el Buitre, era un villano y miembro de los Seis Siniestros que fue infectado por el Virus del Hambre en la Tierra-91126.

Historia

Los Seis Siniestros

No se conoce mucho sobre su pasado y orígenes, aunque se sabe que formaba parte de los Seis Siniestros, un grupo formado por él mismo y otros cinco villanos, y que tenía en Spider-Man a su archienemigo y aunque se ignoran la mayoría de los enfrentamientos entre ambos, si se sabe que en su último enfrentamiento el trepa-muros le infringió una severa derrota al cortocircuitar su arnés destruyéndolo y dejándolo indefenso.

Más tarde, cuando Kingpin maquinó para poner a los Seis Siniestros a su servicio con el fin de que robaran una antigua tablilla que se estaba exponiendo en el Campus de la Universidad Empire State, ya que temía que Spider-Man (el cual rondaba por la zona) se interpusiera. Así pues, contrató a unos ingenieros que repararon el arnés del Buitre, el cual aceptó la oferta de unirse al grupo esperando vengar la derrota sufrida.

Virus del Hambre

Llegado el momento, el Buitre y sus camaradas sembraron el terror en el Campus universitario, donde Spider-Man en su identidad de civil junto a sus amigos, acudían a una manifestación. Al ver a sus viejos enemigos, Parker corrió en busca de un lugar discreto para ponerse el traje arácnido abandonando el lugar de la pelea durante unos segundos, tiempo durante el cual, entró en acción otro Spider-Man pero esta vez se trataba del nativo de la dimensión de la Tierra-2149, que había sido convertido en zombi ávido de carne.

El Buitre y el resto de villanos pensaban que se enfrentaban a su viejo enemigo y se aprestaron a combatirlo, pero pronto salieron de su error cuando el zombi devoró a Kraven, horrorizado, el villano volador intentó escapar volando pero Spider-Man lo alcanzó de un poderoso salto y la arrancó las alas (brazos incluidos) de un violento tirón, provocando que cayera al vacío.

Pero el Buitre no murió puesto que resultó infectado por el virus, atacando al resto de estudiantes allí reunidos devorándolos o infectándolos hasta que el Spider-Man zombi (que había ido a combatir a Kingpin) regresó y acabó con todos ellos.

Poderes y Habilidades

  • Fisiología Zombi: El cuerpo del Buitre, como el del resto de zombis, se vio afectado tanto exterior como interiormente al caer víctima del virus, su piel se ve sometida a un proceso acelerado de envejecimiento y sus ojos se vuelven neblinosos lo que les da la apariencia de carecer de iris ni pupilas visibles. Al parecer su sentido del olfato se ve incrementado lo que les permite detectar posibles víctimas en las cercanías. Interiormente, aparentemente, los únicos órganos que continúan funcionando son el cerebro y aquellos necesarios para garantizar la movilidad, el resto dejan de funcionar de modo que el corazón deja de bombear sangre o los pulmones dejan de respirar oxígeno. Incluso el estómago y el cerebro cambiaron una vez sometidos al virus, el estómago comienza a segregar ácidos altamente corrosivos que disuelven la carne que digieren y el cerebro se ve afectado por el hambre acuciante, de modo que el zombi únicamente tiene un pensamiento en su cerebro de zombi, alimentarse de carne, sin embargo una vez satisfecha este ansia y durante unos minutos logran recuperar en parte sus facultades mentales antes que el hambre vuelva a volverse a acuciante y la locura vuelva a invadirles.

Parafernalia

Equipamiento

  • Arnés de Alas Electromagnéticas: Con este dispositivo es capaz de volar de forma sigilosa con una autonomía de 6 horas, a una altitud máxima de 335 m. y a un máximo de 152 Km/h con gran destreza. El generador de antigravitones unido a su traje de vuelo le permite tomar el aire batiendo las alas que lleva bajo el brazo. Su traje funciona a modo de arnés que aumenta sus habilidades, proporcionándole una mayor fuerza y agilidad, lo que hace que sea capaz de derribar a cualquier enemigo con un golpe de sus alas que en ocasiones actúan como auténticas cuchillas. Estas cualidades físicas permanecen durante unos minutos después de despojarse del arnés.